A Lexus LFA at a race track

LOFT BY LEXUS

ESTUDIANDO ALTERNATIVAS AL PLÁSTICO

Se trata de un atrevido y ambicioso experimento de AMAM, un grupo de diseño formado en 2015 por Kosuke Araki, Noriaki Maetani y Akira Muraoka. Su objetivo era abordar uno de los principales problemas de contaminación de nuestra era.

El agar derivado de las algas se consume tradicionalmente como alimento en Japón y se utiliza en el ámbito científico y médico en todo el mundo. A pesar de su volumen, su estructura porosa y plumosa es muy ligera, por lo que ofrece grandes posibilidades como material de embalaje. Como el agar también es moldeable, se propuso como material de amortiguación. Después de su uso, los productos de agar pueden desecharse de una forma ecológica y servir como material para mejorar la retención de agua del suelo, y es inofensivo para la vida marina si acaba llegando al mar.

Los diseñadores han ideado una amplia gama de posibles aplicaciones prácticas para el material, lo que supone un enorme avance.