A candle in the wind hero asset

19/10/2018

A CANDLE IN THE WIND

Después del éxito de sus perfumes para Louis Vuitton en 2016, el maestro perfumista Jacques Cavallier Belletrud ha desarrollado un juego de cuatro velas perfumadas para esta casa de moda francesa.

  

  
    Imagen de las velas diseñadas por Marc Newson para Louis Vuitton
Las ollas de cerámica que albergan estas velas han sido ideadas por el diseñador industrial Marc Newson, encargado también de crear las botellas de Les Parfum. Cada vela contiene un asa en acabado de cuero natural, sujeta a través de postes metálicos y con una tapa de metal con acabado dorado.
El objetivo de Belletrud era captar el aroma de la naturaleza y traducirlo en una fragancia que se ajuste a la esencia de la casa histórica. Las velas fueron concebidas como edificios con ventanas abiertas, con una "brisa poética que sopla desde el exterior y lamiendo suavemente".
Cada vela encarna una experiencia natural diferente. L’Air du Jardin invoca el espíritu de capullos de rosa, Île Blanche, la sensación de sol cálido y algodón fresco, Feuilles d’Or de un paseo por bosques y Dehors Il Neige de fuegos en una noche nevada de invierno. Las velas se venderán a 175 euros estarán disponibles a la venta a partir del 5 de noviembre.

  

  
    Imagen de las velas diseñadas por Marc Newson para Louis Vuitton
Estas velas albergadas en tarros de cerámica hacen eco del mantra de la casa de lujo francesa The Spirit of Travel, ya que son cómodas de trasladar gracias a su portabilidad. El movimiento siempre ha sido el hilo conductor de esta casa de lujo, desde sus primeros baúles y colecciones pret-a-porter, hasta sus últimas fragancias… todo respira movilidad. Para poder transportarnos mejor, las velas incluyen esa asa de cuero natural, material emblemático para Louis Vuitton, cosida a mano.
Para embarcarse en el viaje olfativo, solo tienes que retirar la tapa metálica dorada y colocarla como base bajo la vela. Descubrirás así la esencia de su cera aromática vertida en Grasse, Francia, que incluye un detalle de color: una mecha cubierta con un toque de vibrante pigmento pintado a mano.
Su acabado en blanco mate contrasta con el brillo de la base, mientras que la sensualidad de esa asa en cuero natural complementa la propia calidez de la vela. “Las velas de cerámica de Louis Vuitton están diseñadas para formar parte de la decoración del hogar, al igual que los souvenirs, así como para ser ese eterno recuerdo de un viaje”, cuentan desde la casa.