Aguas saborizadas hero asset

31/07/2020

AGUAS SABORIZADAS

Gabriela Tassile nos presenta una manera sana y deliciosa para refrescarse cuando las temperaturas suben.
El cuerpo humano contiene entre un 50 y un 70% de agua y debe mantener buenos niveles de hidratación para funcionar correctamente. El H2O es necesaria para un montón de funciones vitales del organismo, como eliminar sustancias de desecho (a través de sudor y orina), mantener la temperatura corporal (entre 35-37°C), lubricar las articulaciones para evitar lesiones y proteger los tejidos sensibles. Por eso, una de las pautas más conocidas de un estilo de vida saludable es consumir aproximadamente dos litros de agua al día. Esto es especialmente importante en verano, cuando las probabilidades de deshidratación aumentan.
Pese a conocer bien la teoría, muchas veces pinchamos en la “práctica”, bien porque no tenemos costumbre de beber ocho vasos de agua al día, o bien porque nuestro paladar “pide” bebidas con más sabor. Las aguas saborizadas pueden ser la solución a este problema: una forma deliciosa de beber agua deliciosamente diferente. Gabriela Tassile lo sabe y, por eso, nos propone las siguientes recetas:

Agua sabor lima, jengibre y cúrcuma

1 litro de agua mineral
1-2 limas
50 gr de raíz de jengibre
20 gr de cúrcuma fresca
Hielo
Preparación:
Cortar la lima en rodajas. Cortar el jengibre en rodajas finas y la cúrcuma en rodajas muy finas. Añadir todo al agua, servir hielo y servir. Para potenciar sabor, dejar reposar unas horas.
Opcional: añadir unas cucharadas de agave o miel.

Agua de Frutos Rojos

1 litro de agua mineral
50 gr de frambuesas frescas
50 gr de arándanos frescos
Gotas de limón
Hielo
Preparación:
Machacar ligeramente las frambuesas y rociarlas con gotas de limón. Añadir al agua mineral. Incorporar los arándanos y enfriar con hielo.

Hielo de apio, pepino y limequat

2 litro de agua mineral
3 limequat o 1 lima en rodajas
2 tallos de apio en rodajas pequeñitas
½ pepino en taquitos pequeños
Preparación:
En un molde de silicona con forma de cubito de hielo, vamos rellenando los huecos con pepino, apio y rodajas de lima (cortadas a la medida del recipiente) o limequat. Completamos con agua y llevamos a congelador para hacer cubos de hielo saborizados.
Cuando estén congelados, añadir el resto de agua y degustar.