Hotel ACE de Nueva York hero asset

08 /10 / 2013

AL RITMO QUE MARQUE NEW YORK

En pleno Midtown de Manhattan y a un tiro de piedra del Empire State o del Flatiron (según en la dirección que vayas), nos hospedamos en el ACE Hotel de Nueva York, un edificio de doce pisos y estética old fashion adscrito a la moda 24 hours live music y sin perder horas de sueño.
Es algo maravilloso volver a Nueva York, la ciudad que nunca duerme según Frank Sinatra. Una ciudad que te envuelve desde el primer minuto, que ya conoces y donde convertirte en un new yorker más es tarea nada complicada. Lo mismo ocurre cuando cruzas las puertas del Ace Hotel, hotspot de la vida nocturna neoyorquina y un verdadero oasis para aquellos que buscan descanso, pero solo a tiempo parcial.
Localizado en Broadway, en la calle 29, este hotel boutique supone una referencia a tener en cuenta en muchos sentidos. Una especie de Chelsea por la que artistas, músicos, bohemios, empresarios y turistas se dejan ver por un lobby igual de concurrido que la Grand Central de la calle 42. Un hogar temporal en el que las habitaciones están adecuadas a las necesidades del cliente más sibarita y cuyo mobiliario mezcla las tendencias más modernistas, frente al aspecto vintage más demandado. Prueba de ello son los tocadiscos y vinilos que encontrarás en cada habitación, junto a la clavija para poder darle vida a tu iPod y cuyo avituallamiento de minibar y productos para el baño, seguramente encontrarías en la sección gourmet del mejor department store en el que te puedas encontrar. Y es que en el ACE Hotel te sientes como en casa. Desde el primer momento no eres cliente sino vecino y lo más importante lo tienes todo a mano. The Breslin y John Dory son los dos restaurantes que conforman su oferta gastro y donde se recomienda reservar dado el gran interés que despiertan sus platos desde el primer servicio. Y si viajas con mascota, tranquilo, los animales también son bienvenidos.
Look out, look out, old New York. New York's coming an' New York talks (The Clash)