Bajo el sol del verano hero asset

14/08/2020

BAJO EL SOL DEL VERANO

La doctora María José Martínez Caballero, fundadora de Archangela, sabe cómo mantener tu piel espléndida esta temporada.

  

  
    Imagen de la marca cosmética Archangela
Tras largos meses sin apenas disfrutar del sol, exponer la piel al astro rey puede ser todo un reto este verano. Conviene tomárselo en serio; cuidarse la piel antes y después de la exposición al sol y decantarse por productos que ofrecen garantías.
La marca española Archangela apuesta por las formulaciones potentes y exclusivas, realizadas a base de los mejores activos de la naturaleza en su forma más pura, concentrada e inalterable. Para cuidar la piel esta temporada, la firma propone tres sencillos pasos de cuidado: limpiar, hidratar y proteger.

Limpiar en profundidad

El “Jabón exfoliante de cítricos” de Archangela es un gran aliado para conseguir una limpieza eficaz, gracias a que proporciona una ligera exfoliación que respeta la piel sin alcalinizarla. Tal y como explica la Dra. María José Martínez Caballero, fundadora de la firma “Es conveniente exfoliar las células muertas con suaves pero eficaces “scrubs”. Para ello, añade a nuestro “Jabón exfoliante de cítricos” un poco de azúcar moreno o sal y utilízalo una o dos veces por semana, según el tipo de piel. Esto afina más el poro y prepara el cutis para un tono más uniforme”. Esta limpieza profunda es importante en verano, porque ayuda a descamar las células muertas y eliminar los fluidos de la exudación normal de la piel que obstruyen el poro e impiden su buena respiración. “La suciedad puede acumularse en algunas pieles, provocando crecimiento de bacterias, aspecto sucio y granuloso, poros dilatados y, también, la pigmentación irregular por depósitos discontinuos de la melanina (más habitual en pieles maduras)”, explica.
El “Agua reveladora de orquídea bio y pensamiento silvestre” es un plus tras el jabón como tonificante e hidratante. “Este producto puede usarse como limpiadora y tónico dos en uno. De esta forma, arrastra la suciedad, cierra el poro, tonifica y tersa. Se recomienda aplicarla en el cutis preferentemente desmaquillado (no es imprescindible esta condición) con un algodoncito. Sin aclarado, deja la piel limpia, fresca, tersa y protegida. Cuando se usa de esta forma, ha de hacerse antes de usar el jabón”, afirma la doctora.

  

  
    Imagen de la marca cosmética Archangela

Mantener la hidratación

Tener la piel bien hidratada garantiza la regularidad del tono. La “Crema de arroz malva y vid roja”, ayuda a conseguirlo. “Esta crema, además, hidrata en profundidad, pero su textura es seca”, comenta la entrevistada.

Protegerse del sol

Los rayos solares y la polución pueden producir oxidaciones celulares y manchas en la piel. Algunos productos activos, como la Antileukina, procedente de un alga parda, pueden salvaguardar el ADN de la célula. “Este activo está presente en todos los productos Archangela. Nutre la piel por la noche con el “Aceite de belleza de la reina” (recomendado para la piel madura o tendencia seca) o “Aceite evanescente de los duendes” (ideal para la piel joven o tendencia grasa).

Cuidarse desde el interior

Desde Archangela advierten que algunos perfumes o medicamentos (como los habituales suplementos de hierro), pueden alterar la pigmentación de la piel. “Las personas con tendencia a manchas cutáneas, deben ser muy moderadas con las radiaciones solares, incluso con protección”, explica Martínez Caballero.
Desde la firma recuerdan que los ácidos grasos esenciales también son fundamentales, para mantener el manto epicutáneo y el estrato córneo en perfecto estado. “Para ello es importante incluir en la dieta buenos aceites vírgenes (como el de oliva), semillas, frutos secos (como las nueces) y pescados azules. Aportar al organismo oligoelementos como el zinc y el selenio es también fundamental para conseguir un tono de piel uniforme. Estos nutrientes se encuentran en frutas y verduras, huevos, lácteos, pescados y legumbres y, también, en cereales integrales.

  

  
    Imagen de la marca cosmética Archangela