Banksy hero asset

09/07/2014

BANKSY, LA RETROSPECTIVA NO AUTORIZADA

Tres décadas atrás en el tiempo nadie hubiera podido imaginar que unas cuantas pintadas en la pared serían elevadas a nivel de obras de arte y colgarían entre muros de museo.

La persona que se esconde tras el pseudónimo de Banksy ha alcanzado el grado de artista y muchos más, su dibujos y hologramas se han convertido en un emblema de la capital británica y sus obras cotizan más allá de los límites imaginables.
Banksy: The Unauthorised Retrospective es visitada por unas 500 personas diariamente en Sotheby’s SI2, exposición que estará presente hasta el próximo 25 de julio.
Comisariada por su anterior representante Steve Lazarides, esta serie de obras responden a más de diez años de trabajo donde Banksy daba una vuelta a los límites de la justicia urbana.
Lienzos y grabados con el rostro de Kate Moss, alusiones a McDonald’s o al mundo Disney que se revalorizan en la casa de subastas por el valor de cientos de millones de libras, de los que el artista ha parecido distanciarse y no dar el visto bueno (de ahí el título “no autorizado” de la exposición).
Apodado “el nuevo Warhol”, la figura de Banksy hace uso de soportes comerciales, grandes firmas y rostros emblemáticos para dar conciencia a su obra. Una obra que hace unos años prendía de un extintor de fuegos y ahora es codiciada en el mundo entero.