Ciudades Lexus Bilbao hero asset

05/06/2018

CIUDADES LEXUS | BILBAO: DE CIUDAD INDUSTRIAL A CAPITAL CULTURAL

Bilbao ha sido elegida la Mejor Ciudad Europea 2018 tras imponerse a Ljubljana (Eslovenia) y Viena (Austria) en los premios The Urbanism Awards 2018, que otorga la organización internacional The Academy of Urbanism.
Para conceder este premio han evaluado a las ciudades finalistas no solo en cuestiones urbanísticas, sino también en cuanto aspectos ambientales, sociales, innovadores, gobernanza, e identitarios.

  

  
    Puppy la mascota del Museo Guggenheim de Bilbao
Las ciudades cambian, evolucionan, se transforman. Es lo que le ha ocurrido a Bilbao, un claro ejemplo de reconversión urbanística. La capital de Bizkaia ha renacido de sus cenizas en todos los sentidos: ha dejado de ser una ciudad gris dedicada a la industria y se ha transformado en una urbe cosmopolita y de diseño.
Durante los siglos XIX y XX Bilbao creció en torno a la industria -la siderurgia en especial- y la construcción naval. Así, el de Bilbao se convirtió en uno de los puertos más importantes de Europa, punto de conexión con las grandes ciudades europeas, y desde donde se transportaban productos como el crudo y refinados de petróleo, además de materias primas como el mineral de hierro y carbón.
En 1973 llegó una crisis económica que afectó gravemente a la industria, pero para relanzar la economía -tanto de la capital como la de todo el territorio-, mejorar la calidad de vida de sus habitantes y revitalizar la urbe como centro de servicios se ideó un enorme plan de rehabilitación.

  

  
    Fachada principal del Mercado de La Ribera en Bilbao

Un referente mundial

La transformación de la villa ha sido un trampolín para destacar como ciudad urbanita y atractiva para sus habitantes. Un proceso que se inició en 1992 con la creación de Bilbao Ría 2000 (Sociedad para la regeneración urbanística de Bilbao y su entorno) para recuperar las zonas degradadas y áreas industriales, elaborando proyectos de mejora del transporte, urbanismo y medio ambiente. Junto a esta sociedad, Metro Bilbao ha sido determinante para la metamorfosis del Gran Bilbao.
El plan estratégico de la rehabilitación de la villa y los planes de desarrollo urbanístico han convertido la ciudad en modelo de referencia de otros países. El éxito se debe a la regeneración que ha tenido lugar durante los últimos años y la recuperación de numerosos suelos en zonas como Olabeaga, Zorrozaure.
Tras su resurgimiento y transformación, Bilbao se ha convertido en una ciudad de referencia internacional del turismo comercial y de negocios y ha despertado el interés para ser sede de importantes eventos (congresos, ferias…), como los que se celebran en Bilbao Exhibition Centre (BEC), en el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna, Museo Guggenheim, Alhóndiga Bilbao, como grandes referentes.
Ejemplo de la modernización de Bilbao es su transporte público: por tierra (metro, tranvía, Bilbobus, Bizkaibus, estación de Termibus, ferrocarril de cercanías y de largo alcance), o por aire, con el Aeropuerto Internacional de Bilbao como gran referente del norte del Estado español.
De todos los medios de transporte es el metro diseñado por el prestigioso Norman Foster el que mayor gratificación ha generado a toda la población (es la obra más valorada por los ciudadanos), y se ha convertido en símbolo del nuevo Bilbao.
Por su parte, otro de los iconos del transporte del área metropolitana es el aeropuerto. Está ubicado en la localidad de Loiu, a 12 kilómetros de Bilbao, y tiene numerosas rutas y compañías que operan desde él.

  

  
    Palacio Euskalduna en Bilbao

Arquitectura de vanguardia

Tras el saneamiento de la ciudad (regeneración de la ría, mayor cuidado del medioambiente…) se decidió recuperar el espacio ocupado por la industria para transformar la ciudad en icono de servicios, turismo y cultura.
Así, se realizaron las obras de algunos edificios emblemáticos y singulares como el Museo Guggenheim, obra de Frank Gehry, y el Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna, creación de los arquitectos Federico Soriano y Dolores Palacios, cuya actividad ha repercutido en la transformación de la villa, en el aumento del turismo (de ocio, comercial y de negocios) y en el confort de los ciudadanos con espacios más abiertos y que invitan a dar un paseo, hacer deporte y disfrutar del ocio en general.