Colette hero asset

20 /06 / 2017

COLETTE, 20 AÑOS DE LUJO Y EXCLUSIVIDAD PARISINA

Es inevitable ir a París y no pasar a conocer las nuevas cucadas de Colette (con permiso de las exquisiteces de Lauduré).

El libro de tu fotógrafo de moda favorito en edición limitada, esa agenda exclusiva que te hará soñar 365 días al año o los últimos modelos del enésimo diseñador laureado por la vanguardia. Lo realmente especial de Colette no es la posibilidad única que te brinda de cruzarte con supermodelos, diseñadores, editores, turistas despistados que desconocían su existencia, empresarios o cazatalentos en busca de ropa, revistas, discos, pequeños objetos a un precio loco o gente a la que vale la pena observar… lo realmente especial de Colette es que es única entre todas las tiendas de lujo en París y del mundo.
El éxito de Colette tiene nombre y apellidos: Colette Roussaux, una madre soltera, y su Sarah Andelman han ido aprendiendo e improvisando este negocio con personalidad propia que hoy cumple 20 años. Esta aventura que comenzó en 1997 se celebra con la edición especial de un CD recopilatorio de música que producido por el reconocido DJ amigo de los Daft Punk, Pedro Winter y del que solo se lanzarán 1000 unidades.
Además, Colette ha inauguró su propia pop-up store en Los Ángeles con la idea de expandirse en Estados Unidos. Sus beneficios superaron en 2016 los 24 millones de dólares, de los cuales el 25% se obtuvo a través de sventa online.
Madre e hija aseguran que se trata de la recompensa a una trayectoria repleta de proyectos y acuerdos con grandes visionarios del diseño y, claro, con la idea muy clara de lo que les gustaba porque, aunque parezca extraño, jamás tuvieron un plan de marketing. Esta tienda de lujo única en París ha sido creado siguiendo su propia intuición.
Durante la última Fashion Week parisina colgó de sus paredes la exposición Pink, que contó con el español Luis Venegas como comisario. Colette no evita ser el espacio de encuentro a lo largo de sus tres plantas (en la baja se encuentra su water bar, reconocido como el espacio con la mayor variedad de aguas del mundo) para invitados a eventos tan potentes como el lanzamiento del Apple Watch.
Dicho espacio también ha sido testigo de acuerdos con Karl Lagelfeld quien ya creara su propio universo Chanel en la tienda o incluso intercambios con grandes marcas de cosmética que buscaban un posicionamiento aspiracional, aunque sin caer en la percepción nicho que muchas veces provoca tener presencia comercial en Colette.
En definitiva, esta tienda ha cambiado, y mucho, la forma de entender el diseño, incluso de comprarlo porque, como dijo la periodista Suzy Menkes, “caminar por París llevando una bolsa de Colette te posiciona en un nivel intelectual muy interesante”.
*Si estos meses pasas por Colette no dejes de hacerte con uno de sus maravillosos souvenirs en su característico azul Klein que Colette ha encargado a diversos diseñadores con motivo de tan señalada fecha. Aquí te dejamos una pequeña representación de ediciones limitadas que rinden homenaje a la insigne tienda de lujo parisina.