Efecto Glow hero asset

25 /10 / 2012

CON EFECTO "GLOW"

En el campo del rejuvenecimiento facial, se impone el “glow”, que literalmente significa radiante, una etiqueta que habla de volumetría, jugosidad y luminosidad.
“Hasta principios del siglo XXI, tensar la piel casi era la única alternativa para rejuvenecerla", explica el director de Instituto Médico Láser Javier Moreno Moraga, quien asegura que ahora juventud es sinónimo de volumen y luminosidad.
Gracias a que los especialistas estéticos han caído en la cuenta de que lucir un rostro joven no implica someterse a la dictadura del bisturí, “sino a las bondades de las inyecciones personalizadas a base de principios activos", explica el doctor Moreno.
“ALGUNOS MÉDICOS DAN UN PASO MÁS Y APUESTAN POR EL “MESOGLOW”, “CÓCTELES PERSONALIZADOS DE ACTIVOS COMO EL ÁCIDO HIALURÓNICO DE EFECTO HIDRATANTE, VITAMINAS ILUMINADORAS, ANTIOXIDANTES Y OTROS AGENTES REGENERADORES COMO EL PLASMA AUTÓLOGO, RICO EN PLAQUETAS QUE TRABAJAN PARA ESTIMULAR LAS FUNCIONES VITALES DE LAS CÉLULAS Y GENERAR UN EFECTO TENSOR CON EL QUE LA PIEL RECOBRA LA ELASTICIDAD PERDIDA”, ADVIERTE MORAGA.”
Ahora, la medicina estética, que ha dejado a un lado el estiramiento facial, más conocido como “lifting”, trabaja la reposición de volúmenes, una técnica, conocida como efecto “glow”, que se realiza con rellenos de última generación para devolver la turgencia y tersura perdida a la piel.
“Los elementos que conforman el efecto “glow” son la luminosidad, el volumen, la jugosidad de la piel no el estiramiento de la dermis”, dice la doctora estética Mar Mira, que desde hace años trabaja con el fin de que se luzca un óvalo facial suave, nutrido y descansado.
“Cierto es que las jeringuillas de relleno aderezadas con vitaminas y principios activos han desterrado al agresivo bisturí que en poco tiempo planchaba las arrugas sin respetar la orografía del rostro”, asegura el médico estético José Antonio Yturriaga, especialista que apuesta por la volumetría, técnica sutil que repone y suaviza los volúmenes y el contorno del rostro.
Con los años, la piel de rostro pierde firmeza y su armonía se desequilibra. “Los niños cuentan con una piel repleta de luz, tersa y firme. Sin embargo, a media que envejecemos, empiezan a aparecer sombras y pliegues que envejecen el rostro”, asegura el médico estético José Antonio Yturriaga, de Salus Center.
El boom del glow El boom del "glow" va en aumento y su máxima es reposicionar volúmenes, inyectar luz y recuperar la jugosidad con rellenos reabsorbibles que se hacen con una microcánula, en lugar de una aguja. “La cánula permite distribuir mejor el relleno de una forma más uniforme y equilibrada”, puntualiza el doctor Moraga.
Los rellenos dérmicos son un método efectivo para corregir los surcos de la cara, como el nasolabial o el infralabial, y también otorgar mayor volumen a áreas que lo precisen, bien sean los pómulos o el mentón”, añade el médico estético Moraga.
"LOS ELEMENTOS QUE CONFORMAN EL EFECTO 'GLOW' SON LA LUMINOSIDAD, EL VOLUMEN, LA JUGOSIDAD DE LA PIEL NO EL ESTIRAMIENTO DE LA DERMIS”, DICE LA DOCTORA ESTÉTICA MAR MIRA.”
Algunos médicos dan un paso más y apuestan por el “mesoglow”, “cócteles personalizados de activos como el ácido hialurónico de efecto hidratante, vitaminas iluminadoras, antioxidantes y otros agentes regeneradores como el plasma autólogo, rico en plaquetas que trabajan para estimular las funciones vitales de las células y generar un efecto tensor con el que la piel recobra la elasticidad perdida”, advierte Moraga.
La mesoterapia es un paso intermedio entre el tratamiento tópico de los cosméticos y las infiltraciones con materiales de relleno como el ácido poliláctico o la hidroxiapatita cálcica, que sirve para prevenir y tratar el envejecimiento.
Estas microinyecciones, muy superficiales, previenen y tratan el envejecimiento de la piel, tanto en personas de más de treinta años que comienzan a mostrar los primeros signos del paso del tiempo, como en las de más edad, siempre como complemento de otros procedimientos”, explica el médico estético Yturriaga.
Otro ejemplo del "mesoglow" es el tratamiento “Clear+Brillant” “que incluye también las bondades de las luces pulsadas y láseres pixelazos que trabajan para ofrecer un buen tono de piel, más que en estirar”, afirma el doctor Ricardo Ruiz.
La composición de los productos inyectados varía en función del estado de la piel. El doctor Ruiz recomienda “cuatro tratamientos de mesoterapia al año, tratamiento con un protocolo sencillo que consiste en limpiar y desinfectar la zona y después inyectar el producto mediante microinyecciones en rostro, cuello, manos y escote.
Estos tratamiento ofrecen resultados inmediatos, pero su única pega es que durante tres días siguientes a su aplicación puede persistir un enrojecimientos que desaparece en forma espontánea”, concluye Ruiz.