El invierno en Japón hero asset

29/01/2021

EL INVIERNO EN JAPÓN

En la aldea Ogimachi el invierno lleva siglos siendo igual.

  

  
    Imagen del libro Becker6
La Oficina Nacional de Turismo de Japón en España le da la bienvenida al invierno compartiendo una galería fotográfica de Shirakawa-go. Esta pintoresca aldea histórica, Patrimonio Mundial por la UNESCO, alberga construcciones con un estilo arquitectónico único en el mundo, interesantes museos sobre las industrias locales de la región -como el de la seda - y un entorno natural de incomparable belleza que evoca la paz de la vida rural japonesa.

Arquitectura gassho-zukuri

A los pies del monte Hakusan se despliega la hermosa localidad de Shirakawa-go, en la prefectura de Gifu, que durante el invierno adquiere un encanto especial con la imagen de sus campos y construcciones cubiertas de nieve y especialmente iluminadas para la ocasión. Uno de sus grandes atractivos es la aldea de Ogimachi, con sus casas tradicionales, construidas sin utilizar clavos. Las más antiguas llevan en pie desde hace más de 200 años. No obstante, la existencia de los asentamientos en esta zona se remonta al siglo XI. Su estilo de construcción se denomina gassho-zukuri, literalmente “manos unidas en oración”, por sus tejados triangulares hechos de paja que descienden abruptamente hacia el suelo para soportar el peso de la abundante nieve que cae en la zona durante el invierno.

  

  
    Imagen del libro Becker6

Sostenibilidad vecinal

Hay casas abiertas al público como la Casa Wada, rodeada de un precioso jardín japonés, o la Casa Kanda, construida hace más de 150 años. En la Casa Nagase, donde vivía una familia de doctores, se conserva una muestra de instrumentos médicos del período Edo (1603-1867), un lugar fascinante. Cabe destacar el gran esfuerzo de la población local por preservar las casas, el entorno natural y la sostenibilidad, a través de unas políticas implementadas hacia 1971 por la Asociación para la Protección del Entorno Natural de Shirakawa-go y Ogimachi, bajo las directrices de “No vender”, “No poner en alquiler” y “No destruir”. Los vecinos de la localidad lo llaman “Yui no kokoro” o “Espíritu del Yui” que significa el esfuerzo colectivo para trabajar juntos y mantener el entorno y el modo de vida incluso en los momentos más difíciles”.
Muchos edificios de Shirakawa-go albergan museos que recorren la interesante historia de la región y de sus industrias locales como la Casa Museo de la Seda de Tajima. Otros puntos de interés son el Mirador de Shirayama,ideal para disfrutar de unas bonitas vistas panorámicas (para sacar "la foto" de toda la aldea) y el Templo Myozenjicon su buda de gran tamaño. Ninguna visita a Shirakawa-go puede finalizar sin probar el doburoku, una bebida local parecida al sake sin filtrar, que incluso tiene su museo y protagoniza su propio festival en otoño.

  

  
    Imagen del libro Becker6