El vergel de Chilla hero asset

05/08/2020

EL VERGEL DE CHILLA

Edificaciones de un encanto exquisito desde las que explorar la riqueza natural de Candeleda (Ávila).

  

  
    Imagen de El vergel de Chilla
Situado en la zona meridional de Ávila, el término municipal de Candeleda colinda al norte con la provincia extremeña de Cáceres y con algunos pueblos del noroeste de Toledo. Esta bella localidad, situada a unos 430 metros sobre el nivel del mar, está integrada en la comarca del Valle del Tiétar, cuyo paisaje es de excepcional belleza.
El carácter meridional de este valle, sumado a su altitud media poco elevada, proporcionan a la zona un clima templado (temperatura media de 26 °C), abundancia de corrientes de agua, vegetación frondosa y una variada gama de paisajes que van desde las suaves ondulaciones que se alzan en las proximidades del río a los afilados riscos de las cimas más altas del Sistema Central.
El Valle del Tiétar es un contraste de olores y colores. Los cerezos en flor en primavera, el verde de sus prados, las cristalinas aguas de sus ríos, gargantas y pozas y las blancas cumbres de Gredos son una inconfundible explosión cromática.
La pequeña ermita Nuestra Señora de Chilla se halla situada en la falda de la sierra de Gredos, junto al macizo central. A ella se accede por una carretera vecinal de unos siete kilómetros, ascendentes y serpenteantes, que parte de Candeleda en dirección a la provincia de Cáceres.

  

  
    Imagen de El vergel de Chilla

Un entono donde perderse

Candeleda y Chilla son lugares idóneos para vivir al aire libre muchos buenos y grandes ratos: canoas, senderismo, rutas a caballo o bicicleta, visitar las cuevas del águila, el castro vetón celta, comer cabrito, queso de cabra, miel de las abejas del valle, aceite de manzanilla o pimentón son imprescindibles candeledanos. La zona es idílica, tanto para los amantes de la aventura y el riesgo, como para practicar todo tipo de actividades de naturaleza activa o, simplemente, para descansar.

Dos “Abejas” y una “Libélula”

El Vergel de Chilla es una finca privada de dos hectáreas de gran belleza paisajista en la que se encuentran los alojamientos “Abejas” y “Libélula”. Ambas edificaciones rurales se encuentran en la cara sur del Almanzor, en la ladera de Chilla y en la comarca de Candeleda.
“Abejas”: en pleno monte, lindando con el Parque Natural de la Sierra de Gredos, se encuentran estas dos casas rurales independientes de alojamiento completo o individual, decoradas en estilo provenzal francés y con capacidad de alojar, entre ambas, grupos de ocho a diez personas. Cada casa, llena de encanto y calidad, tiene dos habitaciones dobles, baño, cocina y salón con chimenea, ideal para cuatro personas. En la exterior barbacoa, una bella piscina con zona de solarium y aseo e infinidad de rincones ideales para el descanso y el relax en plena naturaleza.
“Libélula”: inaugurada hace apenas un mes (1 de julio de 2020), “Libélula” es una casa rural de lujo de estilo “boho chic” para albergar a un solo grupo de ocho o diez personas (alquiler de casa completa). Esta vanguardista edificación está íntegramente realizada en materiales nobles, con suelos y puertas de madera blanquecina, amplios espacios y grandes ventanales, desde los que se puede apreciar la belleza del frondoso bosque en que se halla inmersa la casa. “Libélula” tiene dos plantas con cuatro habitaciones dobles, tres baños, cocina comedor y salón con aire acondicionado.

  

  
    Imagen de El vergel de Chilla