Four Seasons Madrid hero asset

02/07/2021

FOUR SEASONS MADRID

Situado en uno de los lugares más representativos de la capital, este hotel se ha convertido en el blanco de todas las miradas.
        Imagen del hotel Four Seasons Madrid
Es imposible buscar en la capital un sitio más representativo de la ciudad que la azotea del Four Seasons Hotel Madrid. La intersección de las emblemáticas calles de Sevilla, Alcalá y la plaza de Canalejas aparece en innumerables novelas de escritores españoles como Pérez Galdós. En esta zona se establecieron las primeras pensiones y los primeros hoteles de lujo del país, como la famosa fonda La Fontana de Oro. Algunos fueron destruidos por los bombardeos y reconstruidos tras la guerra, y otros se convirtieron en lugares de reunión de las Sociedades Patrióticas durante el reinado de Fernando VII. Esta ubicación sin parangón no solo constituye el centro histórico y neurálgico de la ciudad, sino también el centro físico del país, el kilómetro cero de la red de carreteras de España.

Una transformación histórica

En Madrid nunca se había emprendido una transformación de siete edificios históricos de este calibre de forma simultánea, con el objetivo de garantizar una identidad común, pero a la vez preservando el estilo propio de cada uno. Los edificios datan de finales del siglo XIX, y el más destacado es el palacio de La Equitativa, una compañía de seguros estadounidense ubicada en la punta de la construcción triangular. En 1920, el edificio se convirtió en la sede central del Banco Español de Crédito, uno de los más importantes de España.
El Estudio Lamela llevó a cabo este proyecto arquitectónico de gran complejidad y BAMO, una empresa de San Francisco, fue la encargada del interiorismo. El restaurante Isa Gastrobar de la primera planta, llamado así en honor a una de las reinas españolas más célebres, fue diseñado por AvroKo, y el estudio de diseño londinense Brudnizki estuvo a cargo del restaurante Dani Brasserie, del famoso cocinero marbellí Dani García.
        Imagen del hotel Four Seasons Madrid

Alojamiento único

Las 200 habitaciones espaciosas, algunas de las cuales cuentan con terraza, están decoradas con detalles en dos tonos: azul pálido y amarillo. Los baños se han construido con mármol blanco y gris, combinado con espectaculares toques de marrón chocolate. Como consecuencia de la enorme complejidad que conlleva unir con elegancia y armonía siete edificios distintos, el hotel ofrece 118 tipos de habitaciones diferentes. Cinco de ellas son habitaciones tipo loft de doble altura que brindan un espacio muy dinámico y poco habitual en un hotel.
El spa del hotel es el más grande de Madrid, con 1400m2 divididos en cuatro plantas y que promete ser un centro urbano de wellness en pleno corazón de Madrid con productos y terapias novedosas en la capital y abierto tanto a huéspedes del hotel como a residentes. Durante los calurosos días de verano, la increíble piscina de la azotea se convierte en el lugar más apetecible al que acudir. Desde allí, los huéspedes podrán observar las vistas del horizonte urbano de la ciudad.
El Four Seasons Hotel Madrid se completa con 22 residencias privadas (Four Seasons Private Residences) y la Galería Canalejas, la galería comercial de lujo de tres plantas que sin duda se convertirá en el lugar de compras de referencia para los madrileños acaudalados y los visitantes internacionales. El carácter del hotel es un reflejo del carácter de los habitantes de la ciudad: modestos, cercanos, amables y amantes de la diversión.

Espacio para el arte

Más de 2000 obras de arte de artistas españoles componen la espectacular colección del hotel. Entre ellas se encuentra la instalación Starry Night de Eduardo Pérez-Cabrero, situada en la escalinata del vestíbulo y formada por constelaciones de estrellas que representan las virtudes humanas de la inteligencia, la creatividad, la alegría, el amor, el talento, la generosidad y la esperanza. También se pueden encontrar relieves en yeso en las habitaciones realizados en colaboración con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, situada enfrente del hotel, así como una colaboración con el Museo Nacional Thyssen – Bornemisza.
        Imagen del hotel Four Seasons Madrid