Mirar cielo hero asset

13 /09 / 2016

MIRAR EL CIELO DE OTRA MANERA.

El dicho asegura que, de Madrid al cielo, pero lo que se olvida de contar es que antes hay que pasar por una de sus terrazas.

El verano madrileño visto desde arriba no es lo mismo, separarse del suelo consigue una extraña sensación de bienestar que es difícil de diagnosticar.
Algunas de las más recientes terrazas en abrir guardan unas vistas y ambiente perfecto para esperar a que el sol se ponga y la noche empiece a trabajar.
Situada en una de las zonas más céntricas, la terraza del hostal The Hat, a un minuto de la plaza mayor, es desde que abrió uno de los rincones favoritos de los madrileños para desaparecer.
Una carta reducida pero basada en buenos productos de temporada y ambiente excepcional la describen como punto de encuentro internacional.
El hostal ayuda a que las diferentes nacionalidades intercambien ideas e idiomas en su terraza al calor de una caña bien tirada.
Una nueva incorporación en la ciudad es la terraza del Paracaidista, ubicado en el céntrico barrio de Malasaña.
El edificio tiene además un bar, una tienda, sala de proyección y se deja lo mejor para la parte de arriba.
El ambiente moderno y creativo de Malasaña se deja sentir en cada uno de sus rincones. Tanto como el Dear Hotel Sky Lounge, el ático de un hotel de reciente apertura situado en el encuentro de Gran Vía con Plaza de España.
Las vistas hacia la Casa de Campo son imposibles de describir, y el restaurante es una apuesta segura para volver a casa con una sonrisa en la cara.