pristino hero asset

14/12/2020

PRÍSTINO: UNA CASA DE COMIDAS CONTEMPORÁNEA

Una opción infalible para disfrutar de platos de temporada esta Navidad, en el restaurante y en casa.
        Imagen de la casa de comidas Prístino
Termina un año complicado para la hostelería. Es el primer año de vida de Prístino, un restaurante que abrió al público a finales de 2019 y que, pese a su “juventud”, ha encarado con ánimo las dificultades. Cada día, recibe a su clientela y le ofrece no solo cocina de calidad y de factura tradicional, sino también un servicio impecable, a la manera de los restauradores de antes. Ése es uno de los pilares: la escuela, formas y costumbres de los restauradores de toda la vida, aquellos con carisma, vocación y pasión por su trabajo.
Quienes buscan cocina tradicional saben que Prístino es una apuesta segura. Se ha convertido en una referencia gastronómica en la capital y su equipo trabaja ya en la campaña de Navidad con entusiasmo y con el ánimo de celebrar la buena gastronomía. De grandes dimensiones y siguiendo con las medidas pertinentes anti-COVID, el restaurante acoge a quienes quieran reunirse y disfrutar de un menú a medida.
Además, abrirá el 24 de diciembre a mediodía y hasta las 20.00 horas, una franja perfecta para quienes deseen una comida exquisita y prolongar la sobremesa disfrutando de su espectacular carta de coctelería, con propuestas también sin alcohol.
En cuanto al día de Navidad, permanecerá todo el día abierto. El 31 de diciembre, abrirá para el servicio de mediodía y cerrará a las 20.00 horas, y el primer día del nuevo año, como el día 25 de diciembre, estará abierto todo el día.
La filosofía de Prístino se asienta en la elección de materia prima excepcional. Ése es el punto de partida para un concepto redondo. La de este restaurante es una cocina que verdaderamente reconforta, que trae recuerdos y que, podríamos decir, alimenta el alma. Además de la carta habitual, el equipo de cocina propone como sugerencias algunos platos típicos del recetario festivo de Madrid. Entre otros, consomé, lombarda con tocino, besugo al horno y jarrete de lechal.
        Imagen de la casa de comidas Prístino

Mamotreto, el delivery de Prístino

Para quienes deseen permanecer en sus hogares y compartir una mesa especial, pero sin complicarse, Mamotreto, el renovado delivery de Prístino, es la solución perfecta. Su apuesta no es un servicio más de entrega de comida a domicilio, porque es tan singular como el restaurante y reivindica los mismos valores: cocina tradicional, honesta, que reconforta y que apetece cada día.
Además de gran parte de la carta del restaurante, algunos platos se han creado única y exclusivamente para ser degustados allá dónde el cliente decida, y por supuesto, el espíritu navideño y festivo también estará presente en este servicio a través de recetas tradicionales.
        Imagen de la casa de comidas Prístino