Imagen del hotel Cap Sa Sal

21/09/2020

SABOR A SAL

Cap Sa Sal, el hotel de la Costa Brava que enamoró a las más grandes estrellas de Hollywood.
Situado en plena Costa Brava, en Begur, Cap Sa Sal se trata de un rincón privilegiado en el que el aroma del mar se mezcla con el de un bosque de pinos centenarios, dando lugar a ese perfume fresco tan reconocible de esta parte de la costa norte catalana.
El magnífico complejo privado consta de un hotel de diez habitaciones, una villa y un selecto grupo de apartamentos situados en el histórico Hotel Cap Sa Sal, donde la serenidad y su entorno natural enamoró a las grandes estrellas de Hollywood.

  

  
    Imagen del hotel Cap Sa Sal

Un hotel que mira al mar…

Este pequeño hotel, abierto todo el año, lleva tiempo siendo uno de esos secretos que sólo se comparten con los más allegados. Tal y como sostienen sus dueños: “No siempre encontrarán habitaciones disponibles, no siempre hará buen tiempo, pero siempre valdrá la pena quedarse unos días”.
Las habitaciones de este singular establecimiento, cuidadas hasta en los más mínimos detalles, cuentan con camas king-size realmente cómodas, vestidas de lino, suelos de madera natural, duchas amplias con amenities ecológicos y una botella de un excelente cava con bombones, cortesía de la casa. Es posible, además, disfrutar de un servicio de servicio de masajes relajantes y terapéuticos en la intimidad de la habitación. Para asegurar la paz del lugar, el hotel no admite niños.
La reserva incluye siempre el desayuno, que se sirve a partir de las 8:30 de la mañana y hasta las 11 en la sala principal del restaurante o en los jardines del hotel. Mirando al mar.
El hotel cuenta también con piscina de uso exclusivo para sus huéspedes.

  

  
    Imagen del hotel Cap Sa Sal

Apartamentos y Villa privada de película

Nacidos en el que fue un hotel de lujo frecuentado por estrellas locales y de Hollywood en los 60, los apartamentos de Cap Sa Sal recuperan ese glamour y gusto por los detalles y lo completan con la última tecnología del siglo XXI. Decorados con un gusto exquisito, diseñados para crear buenos y grandes recuerdos, se sitúan en un entorno privado y exclusivo, apto para familias y grupos. Esta parte del complejo dispone, además, de una villa privada con piscina, embarcadero y entrada independientes.
Si se desea, en la villa y los apartamentos se pueden contratar servicios exclusivos, adicionales como limpieza y servicio doméstico o chef privado y camareros.

Deleitando los sentidos

El restaurante de Cap Sa Sal es un placer tanto para el paladar como para la vista; ya sea en el interior, como en el jardín sombreado por pinos centenarios, las vistas son, probablemente, las más impresionantes de la Costa Brava. Difícilmente exista un entorno más perfecto para disfrutar de la cocina mediterránea como este restaurante. Allí se sirven arroces de temporada, pescados y mariscos de la zona, tratados con todo el mimo del mundo.
El restaurante es independiente del hotel y funciona con reserva (se aconseja llamar con antelación).

  

  
    Imagen del hotel Cap Sa Sal