Tanabata hero asset

03/08/2020

TANABATA

Descubre “La fiesta de las estrellas”, una de las celebraciones más espectaculares de Japón.

  

  
    Imagen de la fiesta japonesa Tanabata
La festividad de Tanabata, también conocida como “La noche de las estrellas o “La noche de los sietes” celebra el encuentro entre la princesa tejedora Orihime, hija del rey celestial Tentei, representada por la estrella Vega, y el pastor Hikoboshi, representado por la estrella Altair. Según cuenta la leyenda, Orihime tejía día y noche telas espléndidas a orillas del río Amanogawa (la Vía Láctea). Debido a su intenso trabajo, la princesa no tenía posibilidad de encontrar a nadie que la enamorase, lo cual la entristecía enormemente. Preocupado por su hija, el rey Tentei concertó un encuentro entre ella e Hikoboshi, un pastor que vivía al otro lado del río Amanogawa. Se enamoraron nada más verse y, poco tiempo después, se casaron.
Su fascinación mutua era tal, que la pareja empezó a descuidar sus tareas: Orihime dejó de tejer para su padre mientras que Hikoboshi prestaba cada vez menos atención a su ganado, que terminó desperdigándose por el cielo. Furioso, el Rey Celestial separó a los amantes, uno a cada lado del Amanogawa y les prohibió que se vieran. Orihime, desesperada por la pérdida de su marido, pidió a su padre que les permitiera verse una vez más. Su padre, conmovido por sus lágrimas, accedió a que los amantes se vieran el séptimo día del séptimo mes, siempre y cuando Orhime hubiera terminado su trabajo.
Sin embargo, la primera vez que intentaron verse se dieron cuenta de que no podían cruzar el río, dado que no había puente alguno. Orihime lloró tanto que una bandada de grullas vino en su ayuda y le prometieron que harían un puente con sus alas para que pudieran cruzar el río. Y así fue como los amantes pudieron reunirse finalmente y las grullas prometieron volver todos los años, siempre que no hubiera lluvias. Cuando se da esa circunstancia, los amantes tienen que esperar para reunirse hasta el año siguiente.

  

  
    Imagen de la fiesta japonesa Tanabata

El Tanabata más espectacular

Dado que el Tanabata es conocida como “La noche de los sietes”, en la mayoría de las ciudades de Japón, esta festividad se celebra el siete de julio, el séptimo día del séptimo mes. Sin embargo, la celebración más espectacular es la que tiene lugar en la ciudad de Sendai, del 6 al 8 de agosto. Durante estos días, las calles comerciales de la ciudad se decoran con grandes banderolas hechas por niños y mayores de Sendai. La calle Juzenji es especialmente importante en estos días, ya que en ella suelen encontrarse obras de arte representativas del Tanabata y multitud de puestos en los que sentarse, escribir un deseo en una tira de papel “tankazu” para colgarla de algún tallo de bambú ya que se cree que, de este modo, el deseo llegara a las deidades sin ser interceptado por espíritus malignos.
La celebración de Tanabata en Sendai se inicia con unos impresionantes fuegos artificiales en el río Hirosegawa la noche del 5 de agosto.

  

  
    Imagen de la fiesta japonesa Tanabata