Tierra de quesos hero asset

05/05/2021

TIERRA DE QUESOS

Te contamos la historia de este manjar cotidiano que lleva más de 10.000 años en nuestras mesas.
        Imagen de quesos TGT
Manchego, Roncal, Cabrales, Torta del Casar, Majorero… En España sabemos de quesos, prueba de ello es que, en nuestro territorio, contamos con 26 Denominaciones de Origen de este producto. Tal y como nos explican los expertos queseros de Grupo TGT aunque no está claro cuándo nació este alimento, se cree que sus orígenes se sitúan hace más de 10.000 años, en periodo Neolítico, época en la cual el ser humano aprendió a domesticar cabras y ovejas.
Los primeros vestigios históricos del queso se encuentran en la Antigua Mesopotamia: en el templo de la diosa de la vida Ninhursag fue encontrada La Lechería, un friso que detalla todo el proceso de fabricación del queso. Asimismo, con el tiempo también se han descubierto testimonios gráficos de su existencia en tumbas del Antiguo Egipto.
Se cree que la aparición de los primeros quesos fue una manera de conservar la leche y poder hacer frente a épocas de escasez. Además, su facilidad para transportarse en buen estado, así como sus atributos alimentarios, le dotaban de un alto atractivo a la hora de realizar largos desplazamientos. Esto permitió que el queso viajara hasta llegar a Grecia y Roma desde donde se expandió por el mundo entero.

Cosas de quesos

Existen diferentes leyendas sobre el origen del queso. Una de ellas relaciona el origen de este alimento con un mercader árabe que llevaba consigo leche almacenada y que, al final del día, descubrió que esta se había fermentado y separado en dos partes. La mitología griega, en cambio, defiende que fueron los Dioses del Olimpo quienes, como regalo divino, enseñaron a los humanos el arte de elaborar queso.
El término queso proviene de la palabra latina caseus (de la que deriva también cheese), que significa carencia de suero, como también de la griega fornos, palabra con la que se llamaba al cesto para guardar los quesos. De esta última nacen formage (francés), formatge (catalán) y formaggio (italiano).
La elaboración de queso no requiere una leche muy específica: hay países que utilizan hasta leche de reno. Eso facilita el proceso de creación, y permite que se produzcan unos 20 millones de toneladas de queso al año.
Se conocen más de dos mil variedades de queso. En España se elaboran más de 200 tipos, y Grecia es el país que más consume. No es casualidad, pues, que la palabra turófilo (amante del queso) nazca de la unión de los términos griegos Tyros (queso) y Philos (afinidad).
        Imagen de quesos TGT

Lo último en quesos

Durante el pasado Día Internacional del Queso, los expertos queseros de Grupo TGT hicieron un evento online en el que repasaron su extensa oferta junto al conocido chef Karlos Arguiñano. Con él hablaron de algunas de sus marcas más demandadas, como Ahuyentalobos, su queso más canalla, elaborado a base de leche cruda de oveja y madurado 8 meses con un tratamiento en superficie basado en aceite; el queso fresco Tío Resti; el queso de oveja Ronkari, un embajador del valle del Roncal o El Galán, un manchego con mucha clase. En el espacio tuvieron cabida otros productos más sofisticados de la casa, como el Leyendas del Baztán, con leche cruda de oveja y trufa negra y las innovadoras y sorprendentes perlas de Oh My Cheese, una combinación de queso de cabra con rellenos de mermelada de frambuesa, higos y naranja.