Rejuvenecer la mirada hero asset

27 /02 / 2012

TRUCOS PARA REJUVENECER LA MIRADA

¿Es cierto que dormir con la cabeza más alta que el cuerpo ayuda a reducir las ojeras? ¿La aplicación de rodajas de pepino o de hielo en los ojos contribuye a eliminar las bolsas? El oftalmólogo y cirujano ocular José González Vidal nos aporta soluciones domésticas y nos habla de dos tratamientos-estrella estéticos para rejuvenecer tu mirada, mediante técnicas no quirúrgicas.
Las bolsas de los ojos no tienen edad y hasta los jóvenes de veinte años pueden sufrirlas por herencia genética. Sea como fuere, lo cierto es que envejecen la mirada y dan un aspecto fatigado al rostro a causa de la acumulación de grasa o de los líquidos en el párpado inferior.
“Cuando el problema de las bolsas es muy evidente, aconseja la “blefaroplastia química”, una sencilla técnica que se realiza en consulta y que no requiere anestesia”.
El doctor José González Vidal aconseja dormir con una o dos almohadas para que la cabeza esté más alta que el cuerpo y no se acumulen los líquidos en la zona facial. Así nos despertaremos con mejor aspecto y con los ojos menos hinchados.
Sugerencias domésticas
Para contribuir a que las bolsas disminuyan, el experto sugiere una cena ligera con verduras y poca sal para no acumular líquidos, así como lavarse la cara con agua fría nada más levantarse, o efectuar un ejercicio físico matinal, aunque sea solo andar, para acelerar la eliminación de líquidos en la zona facial y tener mejor aspecto.
El doctor González Vidal, director de la Clínica Miestetic, no es muy partidario de aplicar rodajas de pepino sobre los párpados, porque “aunque producen una leve contracción de las bolsas y pueden disimularlas, vuelven a aparecer luego rápidamente”, advierte.
Sobre la aplicación de hielo, este experto ratifica que sí, que es cierto que disminuyen, porque el frío provoca una vasoconstricción, aunque considera que el problema empeorará en cuanto se deje de aplicar este remedio.
Cómo acabar con las bolsas
Cuando el problema de las bolsas es muy evidente, el doctor González Vidal aconseja la “blefaroplastia química”, una sencilla técnica que se realiza en consulta y que no requiere anestesia.
“El experto sugiere también una cena ligera, con verduras y poca sal, para no acumular líquidos, así como lavarse la cara con agua fría nada más levantarse o hacer ejercicio a primera hora de la mañana”.
“Tras limpiar la piel del párpado, aplico una fórmula especial de peeling medio localizado, que puede ser de TCA (Ácido Tricloroacético) o de Fenol, y lo dejo actuar unos segundos; este proceso provoca una descamación de la capa superficial de la piel, de forma controlada”, explica el experto.
A continuación, González Vidal aplica unos polvos cicatrizantes para acelerar la curación de la herida durante los primeros días, con lo que la piel dañada se descama antes y se sustituye por piel regenerada sin arrugas ni manchas.
“El tratamiento dura menos de diez minutos y los resultados son muy duraderos, ya que lo que se consigue con este procedimiento es una epidermis nueva y regenerada, sin arrugas ni flacidez”, recalca González Vidal.
Adiós a las ojeras
Las ojeras están formadas por el pigmento de los capilares que queda depositado en las capas superficiales de la piel y pueden ser producto del estrés, de trastornos alimentarios, de retención de líquidos, de la herencia genética o una noche en vela.
Como medida doméstica, el experto nos aconseja un sueño reparador y profundo para levantarnos de mejor humor y con mejor aspecto, ya que las ojeras se incentivan cuando se duerme poco y mal.
Para decir adiós a las ojeras, el doctor aplica una técnica específica para conseguir blanquear o aclarar el color oscuro, hidratar la piel del párpado y rellenar ese hundimiento o surco que aparece en algunos casos, tras realizar un estudio previo de toda la zona a tratar.
“El doctor José González Vidal aconseja dormir con la cabeza más alta que el cuerpo para que no se acumulen los líquidos en la zona facial”.
El experto infiltra un producto de relleno o vitaminas, según el caso, bien con ácido hialurónico para suavizar el surco e hidratar la piel, o bien con vitaminas para regenerar y facilitar el exceso de pigmento.
Y, para aclarar el tono oscuro de las ojeras, se aconseja un tratamiento láser despigmentante o blanqueante en consulta, que suele aplicarse en cuatro o cinco sesiones cada quince días y que continuará en el hogar con un serum dos veces por día, durante un mes como mínimo.
"El objetivo de mis tratamientos es conseguir un rostro natural y bello, mediante técnicas no quirúrgicas, dando firmeza a la piel, tensando el contorno de los ojos, elevando los pómulos, reafirmando el óvalo de la cara y conseguiendo una piel suave y luminosa", remacha el doctor González Vidal, pionero en España en la introducción de las últimas técnicas de rejuvenecimiento del contorno de los ojos, la eliminación de bolsas y ojeras.