The Conduit hero asset

26/10/2018

UN CLUB PARA SALVAR EL MUNDO

A riesgo de parecer un lugar de ficción donde se reúnen héroes de Marvel, hablamos de la vida real. The Conduit, más que un club social en el corazón de Londres en Myfair, es un hogar para una comunidad diversa de personas apasionadas por el cambio social. Emprendedores, inversionistas, creativos, líderes empresariales, políticos… con un único propósito en común: la sociedad civil.

  

  
    Imagen del interior del club privado The Conduit en Londres
The Conduit actúa como una plataforma catalítica para las personas que enfrentan algunos de los desafíos más apremiantes de nuestro tiempo. “Nuestros miembros comparten la creencia de que los problemas más importantes del mundo se pueden ver como oportunidades para soluciones empresariales, y que el conocimiento, las habilidades, la tecnología y el capital pueden generar un impacto transformador” cuentan sus creadores.
Su edificio ha sido diseñado para fomentar la creatividad, la innovación y el espíritu empresarial y su programa muestra soluciones y genera una mejor comprensión de las tendencias, oportunidades y fuerzas geopolíticas que configuran nuestro mundo.

  

  
    Imagen del interior del club privado The Conduit en Londres
“Estamos construyendo una comunidad equilibrada que proviene principalmente de los sectores empresarial, creativo y sin fines de lucro”. Sus fundadores comparten una misma ética, y esa es la puerta de entrada a esta comunidad, que comprende desde jóvenes activistas hasta emprendedores sociales, autores aclamados por la crítica hasta directores, creadores de políticas innovadoras hasta emprendedores tecnológicos, desde científicos, líderes de la sociedad civil, documentales y todos los cineastas.
“A través del poder de la comunidad, buscamos facilitar un cambio positivo en un entorno estimulante que propicie la colaboración y nuevas formas de pensar”, añaden. Si buscas un sitio para cambiar (y mejorar) el mundo, sin duda ya lo has encontrado.

  

  
    Imagen del interior del club privado The Conduit en Londres