Un regalo y un brindis en su día hero asset

30/04/2021

UN REGALO Y UN BRINDIS EN SU DÍA

Este año, Viñas del Vero Gewürztraminer viene acompañado por un el regalo muy especial para el Día de la Madre: un brazalete elaborado a partir de “capim dourado”.
El “capim dourado” es una planta de color oro natural que nace en Brasil y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Su nombre “capim dourado”, significa “hierba dorada” en portugués. Cultivado en el “Cerrado” brasileño, su utilización para ornamentación es ancestral y se debe a los nativos de la etnia Xerente.
Inicialmente, su uso era cotidiano y, poco a poco, con la llegada del ecoturismo y la divulgación de estas piezas de delicada artesanía, se fue empleando en biojoyería. Actualmente, la continuidad de esta preciada planta está garantizada por la sostenibilidad de su cultivo. La recolección requiere cuidados especiales para que la especie pueda seguir existiendo y ser usada en las siguientes generaciones.
        Imagen del vino Viñas del Vero Gewürztraminer

Dorado y sostenible

Viñas del Vero Gewürztraminer presenta este año el regalo más original para el Día de la Madre. Se trata de un brazalete elaborado a partir de “capim dourado”, una pieza de biojoyería refleja el compromiso con la sostenibilidad de la bodega Viñas del Vero.
El diseño muestra finas hilaturas doradas entrelazadas entre sí, que representan la alegoría de los lazos maternofiliales y reflejan el amor maternal que, a pesar de las muchas vueltas que da vida y las barreras que surjan, siempre se mantendrá por encima de todo. La belleza de su color, unida a la habilidad manual de los artesanos, hacen que sea una pieza de joyería única y exclusiva, bañada en oro e hipoalergénica.
Este singular regalo acompañará el brindis con este vino blanco de la D.O. Somontano. Sus aromas particularmente intensos a pétalos de flores y fruta exótica, así como su expresividad y untuosidad en boca, provocan que cuente con innumerables amantes de su delicadeza. Es perfecto para acompañar ensaladas, pastas, pescados, mariscos o platos exóticos.
El brazalete se une a las innovadoras propuestas que Viñas del Vero Gewürztraminer ha realizado en los últimos años, como “Alfaya”, la joya que se inspiró inspirada en este vino, y la el “Perfume de Gewürztraminer”, la primera fragancia femenina del mundo vino basada en los inconfundibles aromas de esta variedad de uva.

Referente en Somontano

Viñas del Vero debe su nombre a un río de la comarca del Somontano, el río Vero, famoso por sus barrancos, gargantas y cañones. La bodega de Viñas del Vero se establece en Somontano a finales de 1986 con la adquisición de 550 hectáreas de terreno en Barbastro y otras poblaciones cercanas. En 1987 comienzan a replantarse los terrenos con viñedos de las variedades tradicionales de la región (Tempranillo, Moristel, Garnacha y Macabeo), junto a otros de distintas procedencias (Chardonnay, Gewürztraminer, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir)
Los primeros vinos de la bodega aparecen en el mercado en la primavera de 1990 y son elaborados en una bodega experimental de Salas Bajas. En 1987, la empresa adquiere la finca “San Marcos” para la construcción de la nueva bodega, que se inaugura en julio de 1993. En ella, se desarrolla todo el proceso de elaboración de los Viñas del Vero, desde la selección de la vendimia hasta la crianza y el embotellado. En 2008, Viñas del Vero entra a formar parte de la Familia de Vinos González Byass.
Actualmente, Viñas de Vero es la primera bodega de la denominación de Somontano por su volumen y calidad de producción. La empresa cuenta una de las mayores superficies de viñedo propio de España, y es una de las bodegas de referencia tanto por su tecnología como por el estilo de sus vinos.