Verde que te quiero verde hero asset

18/11/2019

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Hublot pone de moda las muñecas en verde esmeralda con su Big Bang MP-11.

  

  
    Imagen del reloj Big Bang MP 11 de Hublot
En el reloj Big Bang MP-11, Hublot ha recreado el diseño ultratécnico y contemporáneo del modelo MP-11 fabricando su caja con un material innovador inédito en el mundo de la relojería: SAXEM. Dotado de un verde profundo que rivaliza con las más bellas esmeraldas, el SAXEM (nombre compuesto por las siglas en inglés de Zafiro, Aluminio, Óxido y Mineral de Tierras Raras), combina una resistencia inigualable con un brillo cercano al del diamante. Se trata de un material más duro que la esmeralda (excesivamente blanda para someterla a procesos de mecanización) que está dotado de un brillo superior al del zafiro.
Además, ofrece otras ventajas: la ausencia de tensiones en el material, le confiere una gran estabilidad durante el moldeado, y su estructura cristalina de tipo cúbico garantiza un mismo matiz y una misma intensidad de color, sea cual sea el ángulo desde el que se observe la caja. El SAXEM verde, íntegramente pulido, crea de ese modo un contraste de gran carácter con sus seis tornillos de titanio negro pulido y microgranallado en forma de H en el bisel, así como con la corona negra, que combina con el titanio y los insertos de caucho.

  

  
    Imagen del reloj Big Bang MP 11 de Hublot
Dentro de este innovador chasis se encuentra un motor excepcional. En el corazón del Big Bang MP-11 late un calibre patentado de esqueleto de cuerda manual, dotado de una reserva de marcha fuera de lo común de dos semanas. Hublot ha realizado esta proeza gracias a una original y espectacular arquitectura para su mecanismo que integra siete barriletes acoplados en serie (un grupo que alcanza un grosor muy razonable de 10,92 mm). Pero este no fue el único desafío: para permitir la transmisión de energía entre el eje horizontal de los barriletes y el engranaje vertical que controla la visualización de las horas y minutos, los creadores de este magnífico reloj recurrieron a un sistema pocas veces visto en el universo de la relojería: un giro de 90 grados a través de una rueda de engranajes de dentado helicoidal, del tipo “tornillo sin fin”.
El reloj cuenta con una correa de caucho negro decorada con líneas oblicuas, haciéndose eco del diseño de la corona. Esta maravilla de la técnica y la transparencia se ha editado en una serie limitada de 20 ejemplares. Un golpe de efecto reservado para los auténticos “connaisseurs”.

  

  
    Imagen del reloj Big Bang MP 11 de Hublot