¿A qué juegan los japoneses hero asset

17/04/2020

¿A QUÉ JUEGAN LOS JAPONESES?

Tres sorprendentes juegos de mesa del país del sol naciente.
La tradición de los juegos de mesa en Japón es larga ya que en este país confieren un lugar importante al tiempo de ocio. Japón tiene sus propias variaciones de ajedrez, damas e incluso juegos más modernos como “El juego de la vida”. Entre los más jugados están el Go (o Igo), el Shogi y el Mahjong.

Go

Aunque este juego tiene su origen en la China de Confucio (hace unos 3.000 años), ha sido un pasatiempo popular para generaciones de japoneses desde hace siglos. Definido como un "juego de estrategia abstracto", Go combina elementos de juegos occidentales clásicos como othello, ajedrez y damas en una experiencia única y altamente adictiva. El objetivo del juego es capturar tantas piezas de los oponentes como sea posible, rodeándolas totalmente desde 4 lados en el tablero. Cada jugador comienza con un número igual de piezas, y se turna para colocarlas en el tablero. El tablero de juego tradicional Go tiene dimensiones de 19x19, sin embargo, los jugadores principiantes y de nivel intermedio también pueden jugar con un tablero de 9x9 o de 13x13. Como la mayoría de los grandes juegos de estrategia, pese a su aparente simplicidad, para jugar Go bien hay que pensar y concentrarse mucho.

  

  
    Imagen de un juego de mesa japonés

Shogi

Se conoce como el “ajedrez japonés”, lo cual tiene bastante lógica, ya que tiene orígenes occidentales similares: el “chaturanga”, un antiguo juego hindú. A medida que los juegos evolucionan en diferentes culturas, se perciben influencias diversas. El shogi, se caracteriza por tener piezas planas en forma de flecha o punta de lanza, identificadas por nombres. Tiene veinte piezas por bando, más que en el ajedrez occidental, que tiene dieciséis. El shogi moderno no tiene reina ni caballo, pero sí tiene un caballero, que se desplaza como el caballo del ajedrez, pero únicamente hacia adelante. Por otro lado, añade piezas nuevas a nuestros ojos, como los generales de oro y de plata o el lancero. La mayoría de las piezas adquieren mayor capacidad de movimiento cuando llegan a determinado sector del tablero. Una de las reglas que nos resultan más sorprendentes a los occidentales es que se pueden introducir al juego las piezas capturadas del oponente.

  

  
    Imagen de un juego de mesa japonés

Mahjong

Igual que pasa con el Go, el Mahjong se importó de China en la década de 1920. Al principio, la variante japonesa era una versión simplificada de la china, pero, con el tiempo, se fueron añadiendo reglas propias (denominadas “Riichi”, que fueron haciéndolo más complejo y le confirieron su impronta local). El Mahjong es una especie de poker, ya que también se deben formar tríos, pero en lugar de cartas se usan fichas. Cuando la partida comienza, cada jugador forma una muralla desde la que va sacando fichas cuando llegua su turno. En la versión japonesa (al igual que en la china), se usan 136, pero cuatro de ellas son distintas: en el Mahjong chino hay ocho fichas de flores mientras que en el japonés hay cuatro flores y cuatro cincos rojos. Antiguamente, las fichas estaban hechas de bambú y hueso o marfil, pero en la actualidad las más comunes son las de plástico.

  

  
    Imagen de un juego de mesa japonés