Antológico Zuloaga hero asset

11/09/2019

ANTOLÓGICO ZULOAGA

El Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge Zuloaga 1870–1945, la primera gran exposición retrospectiva dedicada al pintor vasco.

  

  
    Imagen de la exposición Zuloaga en el Museo de Bellas Artes de Bilbao
Ignacio Zuloaga (Eibar, Gipuzkoa, 1870–Madrid, 1945) es uno de los artistas más importantes del panorama artístico de principios del siglo XX y referente absoluto de la pintura figurativa mundial. Por este motivo, el Museo de Bellas Artes de Bilbao con el patrocinio de BBK Zuloaga 1870–1945, acoge la primera gran exposición retrospectiva dedicada a este vasco universal, que estará abierta hasta el 20 de octubre de 2019.
Compuesta por 95 obras y articulada en 15 ámbitos, se trata de la primera gran exposición antológica organizada sobre el conjunto de la trayectoria del pintor. Compartimentada en tres grandes periodos biográficos, la selección arranca con un nutrido, y apenas conocido, grupo de obras de juventud que Zuloaga pintó en París en la década de 1890. Un momento en el que se evidencian las influencias derivadas del naturalismo, el impresionismo y el simbolismo francés, y en el que temáticamente se interesó por un realismo de corte social que dio como resultado unas obras de paleta fría y atmósfera poética protagonizadas por figuras anónimas procedentes de los suburbios parisinos.

  

  
    Imagen de la exposición Zuloaga en el Museo de Bellas Artes de Bilbao
Después de este primer periodo de tanteos y experimentaciones, en 1898, tras una estancia en Sevilla que le había llevado a replantear su obra y alejarla de la influencia y el cosmopolitismo parisino, Zuloaga descubrió Segovia. Una región que desde el primer momento se le reveló como un universo de inspiración creativa de tipos y escenarios absolutamente genuinos. A partir de este momento, su pintura se apoderó de la arcaica identidad castellana, y mediante una particular fórmula estética que se valía del naturalismo y del simbolismo, y que hundía sus raíces en la cultura rural y en la tradición artística española, inauguró una nueva manera de entender la figuración en el arte europeo.
El recorrido de la exposición se corona con una obra de madurez íntima y luminosa. Una época marcada por las circunstancias sociopolíticas que afectará directamente a su arte. Desde la redefinición del panorama artístico europeo hacia la tradición figurativa del "regreso al orden" hasta la proclamación de la Segunda República y el estallido de la Guerra Civil, Zuloaga vivió estos acontecimientos en primera línea, viendo como, en gran medida, afectaron directamente a su vida y a su obra.
El comisariado conjunto de Javier Novo González, jefe del Departamento de Colecciones del museo, y Mikel Lertxundi Galiana, historiador del arte, investigador y comisario de arte independiente, ha fundamentado esta gran muestra retrospectiva.

  

  
    Imagen de la exposición Zuloaga en el Museo de Bellas Artes de Bilbao