Aromas para recordar hero asset

03/02/2019

AROMAS PARA RECORDAR

Generalmente, cuando uno escucha las palabras "fragancia de automóvil", le vienen a la mente pensamientos de olores muy similares a la naftalina o aquellos omnipresentes árboles de cartón con infusión de pino que se balancean en los espejos retrovisores.

  

  
    Imagen de los ambientadores para coche Charabanc
Por suerte, hoy en día hay opciones mucho más sugerentes a la hora de proporcionar a tu coche la fragancia deseada, esa con la que te sientes identificado. Las grandes culpables de este paso hacia delante fueron dos mujeres empresarias, Carrie Hindmarsh y Barbara Behan, al mando de Charabanc. Esta marca de ambientadores de lujo para coches hace uso de aromas inspirados en la edad de oro de los viajes.
El dúo, que se conoció mientras trabajaban juntas en London Creative Agency Network M&C Saatchi, donde Behan era estratega de mercadotecnia y Hindmarsh era el CEO, han desarrollado una serie de cinco pastillas de cerámica empapadas de exquisitas fragancias encerradas en cáscaras de pomander, con cuero curtido a mano de acero pintado y vegetal.
Las pastillas perfumadas son prensadas en húmedo en una fábrica de cerámica valenciana que data de 1956; las carcasas de acero son giradas en Portsmouth, Inglaterra, por un equipo de especialistas que también fabrica piezas para la industria de la aviación; mientras que las tapas de cuero y las cuerdas de seguridad se hacen en el este de Londres a partir de pieles españolas obtenidas por uno de los proveedores más antiguos de Gran Bretaña.

  

  
    Imagen de los ambientadores para coche Charabanc
Así fue como Carrie y Barbata se hicieron fuertes en una industria con predominancia masculina y desde una perspectiva de diseño, aportan un punto de vista único al mercado. "Somos conscientes de que el mundo de la ingeniería automovilística ha sido históricamente un dominio muy masculino, estábamos ansiosas por concretar los cambios y desarrollar un producto que tuviera igual atractivo para los conductores masculinos y femeninos por igual", explica Hindmarsh, quien trabajó con Mapa - Consultoría de diseño industrial basada en la estrategia de Barber Osgerby - sobre el diseño de su producto.
"Queríamos que el pomander Charabanc estuviera diseñado adecuadamente para el automóvil poniendo énfasis en su forma y función, pero también a su estética. Nos inspiramos en los colores, materiales y acabados de los interiores de automóviles clásicos. Por otro lado, la sostentabilidad también fue una parte clave del proyecto, fue esencial que desarrollemos un producto que dure y se desgaste maravillosamente con el tiempo ".