Dolan hero asset

15 /02 / 2017

DOLAN, EL ENFANT TERRIBLE DEL CINE

Ser niño prodigio conlleva, a veces, los peores efectos de la fama: el reconocimiento puede ser efímero, y por ende, ser olvidado rápidamente.

No es el caso del quebequés Xavier Dolan que a sus 27 años ya ha estrenado seis películas y cuenta en su haber con dos de los premios más importantes de Cannes, el Grand Prix y el Premio del Jurado.
Desde que en 2009 estrenara su ópera prima J’ai tué ma mère, los ojos del cine se centraron en este joven canadiense que empezó como actor protagonizando sus películas, la mayoría fundamentadas en las angustiosas relaciones familiares, en especial las materno filiales, pero que ha explorado también sentimientos como el abandono, la amistad o el rechazo.
Amado y odiado a partes iguales, muchos ven en él restos de Almodóvar o Casavettes, aunque sin duda es la cultura pop de su propia generación la que invade sus films con bandas sonoras como la de Lawrence Anyways y Mommy.
Un enfant terrible del cine canadiense que Francia ha recibido con las puertas abiertas y celebrado con entusiasmo.
Su última película, Juste à la fin du monde, es la primera en contar con estrellas internacionales como Marion Cotillard, Léa Seydoux, Vincent Cassel o Gaspard Ulliel, y obtuvo el Grand Prix de la última edición de Cannes.
Su temática, una vez más, son las relaciones familiares, en un filme rápido, con muchos diálogos donde los personajes no se dan respiro, sino más bien se lanzan sus inseguridades y temores los unos a los otros. Igual que el propio Dolan que ya prepara el estreno de su próxima película.
https://vimeo.com/172909762