El centro cederá hero asset

23 /11 / 2017

EL CENTRO CEDERÁ

“Nos contamos historias a nosotros mismos para poder vivir”, escribió Joan Didion en el año 1979.

Muchos han oído hablar de esta escritora californiana, pero pocos conocen su extensa obra y su papel clave en la contracultura de los 60. Por fin, parte de la vida y la obra de esta escritora y periodista se presenta en un documental de Netflix. Joan Didion: The Center Will Not Hold. (El Centro Cederá en español).
Este documental dirigido por el sobrino de la escritora, el actor y cineasta Griffin Dunne, indaga en la vida de la mujer que en los sesenta aportó sensibilidad californiana al Nuevo Periodismo y que cuatro décadas después vio reverdecer su fama con una escalofriante disección del duelo: El año del pensamiento mágico (2005), que se centraba en la pérdida de su marido, el escritor John Gregory Dunne, y en la enfermedad de su hija, Quintana Roo Dunne, cuyo fatal desenlace inspiraría Noches azules (2011).
Como «banda sonora», Dunne emplea textos de los libros de Didion, que la propia escritora lee. Y del presente, vuelta a los recuerdos, como cuando ganó un concurso para ser editora de Vogue USA, allí fue donde comenzó todo para ella.
Desde su infancia en Sacramento (California), sus inicios como periodista en Nueva York en los años 60 («Nunca creí que el paraíso pudiera agotarse», confiesa), su traslado con su ya marido a California... La soleada California, escenario de la furia desatada del jipismo, del verano del amor y sus excesos.
Todo aquello lo vivió Didion, y lo relató, hasta convertirse en la cronista de un tiempo ahora idealizado: Janis Joplin, Jim Morrison, Charles Manson...
Uno de los momentos más reveladores del documental es cuando la escritora recuerda su encuentro con una niña de cinco años que había consumido LSD porque su madre se lo había dado. «¿Qué sentiste al verla?», pregunta su sobrino.
Didion comienza a hablar: «Bien, fue...». Se para unos segundos, sopesa sus siguientes palabras y responde, con contundencia: «Déjame decirte que fue oro. Cuando estás escribiendo un artículo, vives por momentos como ese. Para bien y para mal». Vida. Periodismo. Literatura.
Acerca de los 60, la escritora explica: "Parecía conocer la trama, pero todo lo que sabía era lo que vi: imágenes en secuencia variable, imágenes sin 'significado' más allá de su disposición temporal, no era una película sino una experiencia en toda regla". Ahora, incluso más que cuando la carrera de Didion despegaba, la escritora vive un nuevo éxito.
A los 82 años, Didion todavía brilla, en la página y en el documental de su sobrino, no porque tuviera un talento para la celebridad sino por su capacidad para contar historias que de verdad importan.