Galletas navideñas de jengibre hero asset

30/12/2020

GALLETAS NAVIDEÑAS DE JENGIBRE

Aprende a elaborar este dulce que se hizo popular gracias a los hermanos Grimm.
La planta del jengibre es originaria de del subcontinente indio donde, a día de hoy, se encuentran los mayores productores de este cultivo, como India y China. Su rizoma, de sabor especiado, picante, dulce y penetrante, se utiliza en innumerables recetas de todo el mundo desde hace siglos. Este exótico alimento llegó a Europa durante el comercio de especias y fue usado por los antiguos griegos y romanos. A finales de la Edad Media se usaba esta raíz, difícil de conseguir en aquella época, para hacer galletas que deleitasen los paladares de reyes y personajes adinerados.
En el siglo XVI, la reina Isabel de Inglaterra (1533-1603) pidió que se hicieran galletas de jengibre con forma de algunos personajes de la corte, para ofrecerlas a sus invitados.
Un siglo más tarde, los hermanos Grimm, dieron protagonismo a esta raíz en uno de sus cuentos más famosos Hansel y Gretel, publicado en 1812, en el que había una casa hecha de galleta de jengibre. Desde entonces, se popularizo en Alemania la costumbre de construir dulces en forma de casitas con este tipo de galleta en Navidad y la tradición pasó al resto de Europa y a América.

LA RECETA DE GABRIELA TASSILE

La chef Gabriela Tassile comparte con Estilo Lexus su receta más especial de galletas de jengibre, decoradas en colaboración con su colega Eva Hung.

INGREDIENTES

PARA LA MASA (20-25 UNIDADES)
350g de harina pasada por el tamiz
125g de mantequilla fría
100g de miel de caña o melaza
100g de azúcar
1 huevo mediano
1/8 de cucharadita de nuez moscada molida
1/8 de cucharadita de clavo molido
1/4 de cucharadita de jengibre molido
1 cucharadita de canela
PARA LA GLASA
Azúcar glas
Gotas de limón

  

  
    Imagen de galletas de gengibre

PREPARACIÓN

La masa puede hacerse a mano o con la ayuda de un robot de cocina. En el robot de la batidora colocamos la mantequilla fría con el azúcar y batimos hasta integrar. Añadimos miel o melaza. Incorporamos el huevo y seguimos batiendo.
Aromatizamos con todas las especias.
Por último, incorporamos la harina tamizada y hacemos una bola con todos los ingredientes. Dejamos descansar la masa en frío.
Dividimos la masa en dos partes y una la dejamos en nevera. Con ayuda de un rodillo, extendemos la masa entre dos papeles de hornear, hasta que tenga un grosor de aproximadamente 5mm.
Cortamos los muñecos y estrellas con el cortador. Colocamos las galletas en la bandeja de horno sobre papel siliconado y un poco separados entre sí. Lo llevamos nuevamente a unos 15 minutos a la nevera.
Mientras, precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo.
Pasado el tiempo, sacamos los muñecos de la nevera y los metemos en el horno durante 12 minutos aproximadamente, hasta que los bordes estén doraditos (os recomiendo estar atentos a partir de los 10 minutos, para evitar que se quemen, un minuto puede ser la diferencia entre una galleta perfecta y otra quemada).
Cuando estén hechos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre la bandeja. Posteriormente se pueden traspasar a una rejilla para que enfríen por completo.

  

  
    Imagen de galletas de gengibre

DECORACIÓN

En un bol, colocamos una taza llena de azúcar glas y rociamos con gotas de limón. A medida que se vaya humedeciendo el azúcar, vamos moviendo con varilla y haciendo una glasa con mucho cuerpo. Tened en cuenta que necesita muy poco líquido.
Metemos la glasa en una manga con boquilla y vamos decorando las galletas a nuestro gusto.