Golden Milk hero asset

09/10/2020

GOLDEN MILK

Gabriela Tassile nos da su versión de esta deliciosa bebida ayurvédica, ideal para mejorar las defensas y, también, para propiciar un descanso reparador.
Aunque la golden milk parece una bebida nueva, lo cierto es que sus orígenes se remontan a la Ayurveda, una antiquísima medicina hindú a la que pertenecen infinidad de fórmulas y remedios para alcanzar y mantener en óptimas condiciones de salud y bienestar. El ingrediente principal de la golden milk o “haldi ka doodh”, como la llaman en la India, es la cúrcuma, una especia capaz de equilibrar los “dosha”, las fuerzas invisibles que determinan todas las funciones biológicas y psicológicas de la persona.
Con frecuencia, la golden milk se usa para tratar los resfriados y los dolores de garganta y, también para favorecer el sueño.
Existen diferentes formas de preparar esta bebida, dependiendo de las preferencias de cada persona. Gabriela Tassile comparte en este post su fórmula especial. “Adoro las especias; son el color, el matiz, la textura, el alma e identidad de un plato. Por eso, cuando probé esta receta, enseguida me cautivó. Sus propiedades son de lo más variopintas dependiendo de las especias elegidas. Puede hacerse con leche entera o semi-desnatada, o bien, con leches vegetales. Yo he elegido una que me encanta: leche de arroz con nueces. Aconsejo tomarla caliente y por la noche para disfrutar de un descanso reparador”.

INGREDIENTES PARA LA PASTA BASE DE CÚRCUMA

1 taza de agua mineral
½ taza de cúrcuma
1 cucharadita de pimienta negra recién molida
¼ taza de aceite de coco

INGREDIENTES PARA LA LECHE DORADA O GOLDEN MILK

1 cucharadita de la pasta de cúrcuma
2 tazas de leche de arroz y nueces o la elegida
2 cucharaditas de sirope de agave o stevia o azúcar moreno de caña
1 pizca de canela en polvo
1 pizca de nuez moscada recién rallada
2-3 semillas de cardamomo
1 semilla de anís estrellado
1 rodaja de jengibre fresco

PREPARACIÓN

En una olla ponemos a hervir el agua junto con la cúrcuma y la pimienta hasta que se forme una pasta. La pimienta funciona como activadora de las propiedades de la cúrcuma. En este punto, cocinamos a fuego bajo durante 10 minutos.
Retiramos del fuego, añadimos el aceite de coco y removemos bien con ayuda de unas varillas.
Pasamos la mezcla a un bote de cristal y guardamos en el frigorífico por un máximo de 2 semanas. Esta pasta también te servirá para condimentar otros platos salados y dulces.
Para hacer la Leche Dorada, calentamos bien la leche elegida con una cucharada de pasta de cúrcuma, aromatizamos con todas las especias, dejamos descansar 5 minutos y estará lista para disfrutar de todas sus bondades.