Herdade da Malhadinha hero asset

19/10/2020

HERDADE DA MALHADINHA NOVA, UN PARAÍSO EN EL ALENTEJO

Una finca familiar rodeada de viñedos que representa el perfecto equilibrio entre diseño elegante y confort rural.

  

  
    Imagen del hotel Herdade da Malhadinha Nova
La reputada asociación hostelera Relais & Châteaux ha sumado a sus filas un nuevo establecimiento en la península ibérica: Herdade da Malhadinha Nova, un proyecto familiar único enclavado en Albernoa (Beja), en el bucólico Alentejo portugués, y dedicado al vino, la agricultura y la ganadería. La propiedad ocupa un total de 450 hectáreas, 80 de las cuales están dedicadas a viñedos orgánicos, olivares y huertos. Además de una bodega, alberga una granja de sementales, construida en 2020, con caballos pura sangre de raza lusitana, vacas alentejanas, cerdos negros ibéricos y ovejas merinas, que se crían en libertad en el bosque circundante.

Un proyecto de tres generaciones

Herdade da Malhadinha Nova es un sueño hecho realidad para la familia Soares. El origen del proyecto se remonta a 1983, cuando el matrimonio formado por Maria Antonia y João Soares fundó Garrafeira Soares, cadena de tiendas de distribución de vinos. La segunda generación, liderada por sus hijos João y Paulo, decidió dar un paso más y adentrarse en el mundo de la producción vinícola. En 1998 encontraron en Malhadinha su terreno soñado y adquirieron la propiedad. En 2001, se plantaron las primeras vides y se erigió la bodega, a la que siguió un restaurante anexo.

  

  
    Imagen del hotel Herdade da Malhadinha Nova

Cinco casas y villas de sofisticación rústica

En 2008, la familia creó el primer alojamiento para huéspedes en la casa principal, completamente rehabilitada. Malhadinha Country House, de 750 m2, ofrece tres amplias suites y siete habitaciones, todas diferentes, decoradas por la tercera generación de los Soares. Los interiores mezclan encanto rústico y refinamiento: detalles como los artículos de tocador de Bvlgari, la iluminación de Philippe Starck, los sistemas de sonido Bose o la calefacción por suelo radiante conviven con la sencillez y la belleza de piezas creadas por artesanos locales. El huésped tiene a su disposición dos piscinas (una climatizada), spa con sala de masajes, baño de vapor y jacuzzi, salón, biblioteca y vinoteca, además de porches y terrazas con unas impresionantes vistas a viñedos. En el restaurante, dirigido por el chef Joachim Koerper, podrá descubrir los sabores típicos del Alentejo, una combinación de productos orgánicos y carnes con denominación de origen.
Posteriormente ampliaron plazas con cuatro villas repartidas por toda la propiedad (Casa do Ancoradouro, Casa das Pedras, Casa das Artes e Ofícios y Casa da Ribeira) y con Venda Grande, una casa en el pueblo. Todas ellas fueron restauradas por la arquitecta Joana Raposo y Rita Soares, esposa de João.
Casa do Ancoradouro, inspirada en la arquitectura del Alentejo (una oda a la terracota y al ladrillo rojo hecho a mano), ofrece 880 m2 repartidos en siete suites con terraza privada, área exterior vistas de la llanura, piscina, cocina, biblioteca, bar de vinos, salón con chimenea, calefacción por suelo radiante y sala de juegos. Rita Soares ha llenado la casa de muebles restaurados, antigüedades y piezas contemporáneas que forman una colección inigualable. Casa da Ribeira, ubicada cerca de un río, está inspirada en la serenidad que inspira el agua y en sus tonalidades: la paleta de color que predomina en la casa va del azul pálido al gris. Sus tres suites de 75m2 con terraza privada combinan artículos de diseño, marcas portuguesas y objetos antiguos. Por su parte, las cuatro suites de Casa das Pedras son minimalistas y reservadas, con un estilo más contemporáneo y sin áreas comunes. Cada una tiene terraza privada y piscina. Casa das Artes e Ofícios, también cerca del río, cuenta con dos dormitorios y una sala de estar con techo altísimo. Antiguamente, funcionaba como una casa común, donde los aldeanos horneaban pan y lavaban la ropa. Por último, Venda Grande, a 5 km de la finca, es una casa con cuatro dormitorios, cocina totalmente equipada y salón, ideal para disfrutar de la vida del pueblo.

  

  
    Imagen del hotel Herdade da Malhadinha Nova