Kobido el lifting facial japonés asset

29/05/2020

KOBIDO: EL LIFTING FACIAL JAPONÉS

Descubre los secretos de este masaje usado por samuráis y emperatrices japonesas.
El milenario lifting facial japonés, también conocido como masaje Kobido, es el tratamiento manual más efectivo y sofisticado para mejorar el aspecto de la piel y retrasar y minimizar los signos del envejecimiento. Tal y como nos cuenta Mireia Olivet, técnico esteticista titulada en masaje Kobido, que trabaja en The Secret Lab: “Traducido como “antiguo camino de la belleza”, este masaje se aplicaba en el rostro de los guerreros samuráis después de las batallas para calmar su mente y potenciar su fortaleza interior. Debido a su eficacia, su uso llegó a las emperatrices japonesas, que comenzaron a recibirlo de modo terapéutico, pero, al comprobar la luminosidad que dejaba en su rostro, comenzaron a darle un uso más enfocado a la belleza”.

¿En qué consiste el Kobido?

Este masaje combina y alterna diferentes maniobras de masaje en cara, cuello y escote. Durante la realización del protocolo, las manos realizan movimientos lentos y rápidos, ejerciendo distintos grados de presión e intensidad. Se combinan técnicas de drenaje y digitopresión con movimientos más intensos, dando lugar a un auténtico baile de las manos sobre la piel.
El masaje Kobido trabaja de manera profunda la dermis, oxigenando las células y mejorando la circulación, lo que genera una activación en la producción de colágeno y elastina (responsables de la elasticidad de la piel). “Recibiendo este masaje de manera habitual se consigue frenar los procesos de envejecimiento, reafirmar y tonificar. Además, con los movimientos más suaves y lentos, conseguimos activar el sistema linfático, drenar y relajar la piel. Después de una sesión de Kobido, la piel luce más luminosa, firme y relajada”, comenta Olivet. Los principales beneficios de este masaje son:
Relajar la musculatura facial, de cuello y escote.
Mejorar la oxigenación de las células de la piel.
Activar el drenaje y la circulación facial.

¿Quién puede hacerse el Kobido?

Tal y como nos explica la experta consultada “El lifting facial japonés está recomendado para cualquier persona con una piel sana no es aconsejable en personas con erupciones, cicatrices internas o externas recientes. En aquellas pieles muy grasas, acnéicas o sensibles, no se descarta este masaje, aunque se realizará a un ritmo lento y con movimientos poco profundos para no reactivar o extender estos problemas de la dermis”. Además, el Kobido está especialmente indicado para personas con estrés, ansiedad, bruxismo… y, en definitiva, para aquellas personas sometidas a una fuerte e intensa tensión facial o, simplemente, para quien quiera dedicarse un tiempo de mimos y de desconexión total.
Kobido es una marca registrada, que cuenta no solo con este masaje sino también con otro tipo de técnicas faciales, así como una línea de productos cosméticos. Para poder realizar el auténtico masaje Kobido es necesario contar con una titulación obtenida en alguna de las escuelas que ofrecen formación oficial en este masaje.