Reapertura de Badr El Jundi hero asset

14/04/2021

REAPERTURA DE BADR EL JUNDI

El pasado 27 de marzo la conocida galería marbellí situada en el prestigioso hotel Anantara Villa Padierna Palace, reabrió sus puertas con la exposición “Trace Evidence”.
        Imagen de Badr El Jundi
Desde mediados del siglo XX, Marbella es la cuna de la sofisticación en España. Una ciudad conocida por los casi 30 kilómetros de playa, por sus villas y hoteles, sus campos de golf, sus imponentes yates y su inmensa oferta de ocio. Estos motivos la han coronado como el punto de encuentro para la sociedad más selecta de España y de fuera de nuestras fronteras, convirtiéndose en un ejemplo del turismo más exquisito del país.
Ahora, esta ciudad bañada por las aguas del mar Mediterráneo busca expandir los motivos de su histórica popularidad y convertirse en una referencia para el arte contemporáneo. Y lo hace con méritos propios al ser testigo de la reapertura de una de las galerías de arte más exclusivas de la ciudad y del país: Badr El Jundi.

Enclave que invita al arte

Ubicada en el prestigioso hotel Anantara Villa Padierna Palace, Badr El Jundi es una galería de arte contemporáneo donde la contemplación de obras cobra una trascendencia singular. Su peculiar enclave permite que el arte se respire desde el primer momento, ya que Badr El Jundi no sólo dispone de espacios expositivos convencionales, sino que también cuenta con la neoclásica Sala Linares, que proporciona un escenario sin igual en el que disfrutar de distintas piezas. De esta forma, la galería ofrece una experiencia exclusiva en un espacio amplio y versátil que sirve de puente entre diferentes culturas gracias al carácter internacional de sus expositores. Tres escenarios -galería, jardines y Sala Linares- en un mismo espacio son los que convierten a Badr El Jundi en una referencia en el arte y el turismo del sur de Europa.
        Imagen de Badr El Jundi

Una paleta completa

La galería Badr El Jundi se convierte en el altavoz de una amplia variedad de artistas internacionales, entre los que se encuentran perfiles emergentes como Wendy White -natural de USA, realizó su primera exposición en la galería en el verano de 2020 bajo el título de ‘Khroma’ y la Fundación ARCO adquirió su obra- y artistas consolidados como Bianca Bondi -natural de Sudáfrica, recibió el Premio Kells en ARCO 2019 y ha participado en Bienales como Busán-. Esta afirmación se constata con la exposición que ahora presenta la galería, la primera en formato físico tras las restricciones marcadas por la Covid-19. Esta muestra, denominada ‘Trade Evidence’, aúna diferentes piezas de los artistas Tom Anholt, Ivana de Vivanco, Igor Moritz y Sola Olulode en un total de ocho obras que se podrán contemplar desde el 1 de abril hasta el 13 de junio de 2021. Anualmente, la galería presentará entre cinco o seis exposiciones, además de participar en ferias nacionales -como Urvanity y Estampa en Madrid- e internacionales.

El “lienzo” sobre el que reposa todo

El fundador de este singular espacio es Badr El Jundi, “art dealer” de amplia trayectoria que ahora abre las puertas de su galería de arte homónima. Su espíritu internacional -ha vivido en Líbano, Turquía, China, Guinea y Emiratos Árabes Unidos, además de España- y su pasión por el arte le llevó a especializarse como marchante en el mercado secundario, concretamente, en arte moderno e impresionista. Para poner en marcha este proyecto, Badr El Jundi cuenta con la experiencia de María Gracia de Pedro, quien actúa como directora de la galería. Gracia de Pedro, nacida en Zaragoza en 1990, es asimismo cofundadora de Hiato Projects y profesora de arte contemporáneo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, trabajos que compagina con la colaboración en Daily Lazy.
        Imagen de Badr El Jundi