Ritmo con los cinco sentidos hero asset

06/09/2021

RITMO CON LOS CINCO SENTIDOS

Disfrutar de una cena mirando la puesta de sol es una experiencia mágica y muy real en Ritmo, el nuevo “place to be” de Formentera.
        Imagen del restaurante Ritmo
Después de pasar el día en las paradisíacas playas de la isla de Formentera, Ritmo se convierte en el espacio de moda al que acudir para disfrutar relajadamente de una maravillosa puesta de sol y animarse a medida que la noche mediterránea va cogiendo protagonismo. El restaurante es un edificio de dos plantas que le dota de una magnífica presencia y visibilidad desde todos los puntos de la localidad donde está ubicado, en el corazón de la isla pitiusa, el centro de Sant Ferrán de Ses Roques.

Mediterráneo balear con toques orientales

La reforma integral del local ha logrado transmitir la esencia de la isla y conectar con ella en todos los detalles del estilo arquitectónico e interiorismo llevado a cabo y que invitan a una de las mejores experiencias en cualquiera de los tres ambientes en los que se divide el restaurante. El comensal se encontrará inmerso en un mundo de tonos terracota y con una decoración en la que están presentes los diferentes materiales naturales y típicamente mediterráneos como el barro, la madera, la maravillosa cubierta de cuerdas en la entrada, el yute, el mimbre con figuras muy salvajes y exóticas o los azulejos con cerámicas y barro convirtiendo la superficie en un puzzle de colores típico del mediterráneo balear.
En Ritmo encontramos también algunos detalles en la decoración que combinan la serenidad del estilo oriental con el toque natural mediterráneo, como los columpios de cuerdas y madera que nos encontramos en la terraza superior, uno de los elementos que está ya está convirtiéndose en la foto imprescindible y más “instagrameable” de Formentera.
El gran protagonista de este espacio es la terraza de la planta superior bajo una gran pérgola realizada con madera de castaño y eucalipto, presente en muchas de las cercanas playas de la isla. Con ella, se tamiza la entrada del sol y se refuerza la presencia mediterránea. Es esta planta la que cuenta con una barra de coctelería y con las mejores vistas de la puesta de sol desde el centro de la isla y es en ella donde se proyecta un juego de luces y música para animar el ritmo de la noche desde ese atardecer en un ambiente más relajado e informal.

Emprender en el paraíso

Álvaro Reinoso es el “capitán” de este nuevo proyecto gastronómico. Tras su éxito en el restaurante “Andanada” en Manhattan, logrando la primera estrella Michelín para la gastronomía española en Nueva York y su posterior etapa empresarial en Bali, el empresario elige Formentera para este nuevo proyecto, un destino vacacional por excelencia para los amantes de la desconexión, playas de ensueño, puestas de sol idílicas y gastronomía de alta calidad. El éxito de Reinoso tiene mucho que ver con su implicación diaria para ofrecer el mejor servicio personalizado y una experiencia extraordinaria combinando la cocina basada en el producto y la dedicación a los comensales. Esta filosofía forma parte de Ritmo, donde Álvaro se ha instalado para impartir sus valores y construir este trato continuo y donde todos los comensales podrán ver el grado de implicación y atención del propietario.
        Imagen del restaurante Ritmo

Una cocina fresca y creativa

La gastronomía está basada en el producto, en la tradición y el sabor con una cocina mediterránea que en algún aspecto se deja influenciar por gastronomías vecinas. En Ritmo se practica una cocina fresca, creativa y equilibrada donde el producto manda. El “jefe” a los fogones es Dani Company, cocinero valenciano con más de doce años de experiencia en la isla y pleno dominio sobre los arroces, junto al chef Borja Molins en calidad de asesor. Borja Molins fue durante 3 años chef de Can Dani, restaurante que se convirtió en protagonista indiscutible del panorama gastronómico pitiuso al conquistar para las islas la primera estrella Michelin.
La recomendación de la casa es abrir boca con alguno de sus entrantes como la ensalada de tomate de Formentera acompañada de sardina ahumada, piparras y cebolleta; el gazpachuelo de navajas con vieiras curadas o su tartar de atún rojo. Los arroces tienen un gran protagonismo en la carta debido a la herencia del chef y nos podemos encontrar unos fideos melosos de rape y gamba de Formentera o una paella de rubia gallega, tuétano y romero. En cuanto a los platos principales cabe decir que los pescados son un imprescindible de la carta: la caballa a la plancha previamente curada en sal, la sirvia en adobo o el taco de corvina a la parrilla con zanahoria avinagrada, espinacas y tomates ganan adeptos cada día. Los amantes de las carnes podrán también disfrutar de la cocina de Company, ya sea con su famosa “bomba” de cordero o con el increíble y sabroso steak tartar de entrecot con helado de mostazas o los exóticos raviolis wonton de rabo de toro al curry.
La parte dulce ofrece alternativas como tiramisú de limón cremoso de mascarpone con merengue de lima y helado de aguardiente o el carrot cake con queso pagès de mezcla de queso de cabra y vaca de Ibiza.