Una D O con mucha historia hero asset

08/02/2021

UNA D.O. CON MUCHA HISTORIA

La D.O. Bullas, situada al noroeste de la región de Murcia cuenta con interesantes vinos de marcada personalidad.
Tal y como informan desde el Consejo Regulador de la D.O. de Bullas (Murcia), la cultura del vino en la DO Bullas es una herencia milenaria. El hallazgo de numerosos elementos arqueológicos en diferentes municipios de la DO, sitúan los inicios de la elaboración a más de 2.600 años de antigüedad, aunque la extensión de los viñedos y la generalización del consumo llegaría en la época romana. Se hallan así en el territorio y en concreto en Bullas, elementos arqueológicos de esta época encontrados en diferentes yacimientos de villas romanas. El Niño de las Uvas o el Sello del Castellar son dos ejemplos donde se representa la Vendimia y por tanto la tradición vitivinícola de estas tierras.
        Imagen de los vinos de Bullas

Descubriendo la uva Monastrell

El nombre de esta uva procede del latín Monasteriellu-Monasteriell, nombre que puede asociarse a la propagación de estas cepas desde los monasterios. En los Reinos de Valencia y Murcia, la Monastrell fue implantada por derecho de conquista de la Corona de Aragón. Se extiende por el Sureste de la península acogiendo las Denominación de Origen de Alicante, Almansa, Bullas, Jumilla y Yecla.
Su máximo potencial enológico se obtiene vendimiando la uva madura. Da vinos con alto grado alcohólico, no muy ácidos, tánicos, color intenso y muy aromáticos. Aptos para el envejecimiento.

Bodegas Carrascalejo y la agricultura ecológica

Las Bodegas Carrascalejo son las más antiguas de esta D.O. y, elaboran sus caldos con uva de cosecha propia. La Hacienda Carrascalejo cuenta con una extensión de más de 1.000 hectáreas y pertenece a la familia Pidal desde 1850. En los sótanos de la casa palacio de la finca, de estilo neoclásico, se encuentra la bodega donde se elaboran los vinos.
En 1959, el IV Marques de Pidal comenzó a embotellar y comercializar los vinos. Al tratarse de una bodega familiar de producción limitada se comercializaba dentro de la Región de Murcia. En 2014 lanzó su nueva marca de ecológicos Rosmarinus, momento en el que empezó a distribuir ambas marcas en otros mercados nacionales e internacionales.
En la finca se practica la agricultura ecológica. La variedad de uva genuina es Monastrell con cepas de más de 40 años en pie franco. También existen otras uvas que, en proporciones adecuadas, potencian las virtudes de la variedad autóctona, resultando caldos de marcada personalidad.
Se comercializan vinos rosados, tintos jóvenes y tintos con crianza en barrica de roble, bajo las marcas Carrascalejo y Rosmarinus. Son siempre premiados en las catas anuales que organiza el Consejo Regulador.
        Imagen de los vinos de Bullas