1. Estilolexus
  2. Lifestyle
  3. Recorremos las mejores barras de Madrid

RECORREMOS LAS MEJORES BARRAS DE MADRID

09/02/2024

Ni museos ni exposiciones, los auténticos protagonistas de la vida madrileña y de los encuentros informales en los que las conversaciones no tienen fin y se entrelazan entre vinos y cañas, son los bares. Las barras vuelven a ser tendencia y evolucionan hasta convertirse en opciones gastronómicas de primer nivel. Y en la capital las hay para todos los gustos: desde el ambiente tradicional de las tabernas castizas donde disfrutar de bocados de toda la vida, hasta las opciones más modernas con sabores que despiertan los sentidos.

Y así, por ejemplo, tenemos Hueso (Marqués del Duero, 5), restaurante de ambiente espectacular y moderno dividido en varias zonas y que cuenta con tapas tradicionales y canallas de sabores viajeros.  La Cabrera (Velázquez, 61), una casa de carnes que respeta la tradición y la esencia de la familia argentina rindiendo un orgulloso tributo a la cultura culinaria del río de La Plata que suena a tango y se acompaña de llamativos cócteles.

La Vasco Andaluza (Arturo Soria, 2), es un recién llegado que promete deliciosos viajes al norte y sur del país sin levantarse de la silla, porque su carta se nutre de recetas de dos de las gastronomías más sabrosas y reconocibles de España, la andaluza y la vasca; juntas, pero no revueltas, donde no faltan clásicos que van de la gilda al mollete. Menudeo (Ortega y Gasset, 68), el pequeño gran hermano de Colósimo, de Ricardo y Mané Romero, es un concepto diferente, con una zona de barra elegante y sencilla para ese ‘picoteo’ que le da el nombre y donde los hermanos Romero nos llevan directamente a Chiclana entre chicharrones. 

Taberna Linaza (Montalbán, 3), es el nuevo proyecto del cocinero Óscar Portal, una taberna con un toque castizo y algún que otro guiño francés ubicada en el corazón de Madrid, a solo unos pasos del Retiro. Y por supuesto Uskar (Alonso del Barco, 11), recién reformado, donde los torreznos o la ensaladilla son de otra liga. Su zona de barra, iluminada y de un bonito color verde, se convierte en el lugar ideal para disfrutar de su cocina de mercado, de autor y de la abuela 'con vanguardia'. Para chuparse los dedos.